Cómo Cuidar la Figura en Vacaciones

Cuidar la Figura en Vacaciones: ¿Misión Imposible?

Si bien es cierto que a veces no es posible cuidar la figura en vacaciones porque cambiamos varios hábitos, comemos en restaurantes o no estamos tan pendientes de los horarios, es preciso que el cuerpo esté lo más equilibrado posible.

Para evitar engordar en las vacaciones, hay que prestar atención a ciertas cuestiones relacionadas más que nada a las cantidades y a los ingredientes. No quiere decir que sólo se permite la dieta, porque la idea es disfrutar en todos los sentidos, pero tampoco pasar al otro extremo de comer cualquier cosa y a toda hora, por estar aburridos o no tener nada mejor que hacer.

Mientras estamos en la playa o en la montaña es más difícil cuidar la figura, dejar de lado la alimentación sana y a la vez, no preocuparnos del cuerpo. Pero el problema reside al regresar, porque nos sentimos sin fuerzas, con kilos de más y con que la ropa que usamos para el trabajo no nos entra.

Cómo evitar engordar en vacaciones. Aprende a cuidar tu figura y la dieta en vacaciones. Cómo mantener la dieta en la playa
Imagen 1. Uno de los tips para evitar engordar en las vacaciones es consumir un buen desayuno, nutritivo y saludable

8 tips para cuidar la figura en vacaciones

Con estos tips para cuidar la figura en vacaciones podrás prestar atención a la alimentación, evitar engordar en la playa y no sentirte hinchada o sin energías:

1. Sé consciente: Las vacaciones no son un pretexto para hacer cualquier cosa, sobre todo en lo que se refiere a los hábitos alimentarios, porque el cuerpo ya está acostumbrado a cierta rutina. Esto quiere decir que si durante los demás meses comes saludable, no creas que por darte dos semanas de licencias eso no tendrá repercusiones en tu organismo. Si puedes darte algunos lujos o eliminar un antojo de una comida en particular, pero no pasarte al otro extremo. Ser consciente significa comer con inteligencia.

2. Pésate antes de irte: Una buena manera de cuidar la figura en vacaciones es monitorizar cuánto pesas antes de salir de tu casa, e ir haciéndolo durante los días de descanso. Así podrás saber si te estás excediendo demasiado. Recuerda que está bien engordar un poco, pero no tanto.

3. No te saltees comidas: Un error muy frecuente en los que desean hacer dieta en las vacaciones (o en cualquier época del año) es dejar de comer. Esto es contraproducente, ya que no sólo tendrás más hambre y atacarás cualquier cosa que haya en la nevera o en las alacenas, sino que además, el cuerpo se pondrá en alerta y no quemará las calorías de manera normal por falta de nutrientes.

4. Desayuna bien: No por nada en los hoteles ofrecen los llamados desayunos continentales, donde puedes consumir todo lo que deseas, incluyendo zumos, cereales, yogur, tostadas, café con leche, mermeladas, mantequilla, frutas y alimentos que no estamos acostumbrados, como puré de patatas o tocino. Te servirá para tener más energías durante la jornada, perfecto si eres de los aventureros que van de excursión por muchas horas. También es bueno para evitar los snacks poco saludables durante todo el día (sobre todo los fritos o los dulces).

5. Elige hidratos de carbono saludables: Para poder cuidar la figura en las vacaciones no sólo es cuestión de comer menos, también hay que comer bien. Los carbohidratos son la principal fuente de energía para una alimentación equilibrada. Debes elegir los que más te favorezcan como frutos secos, cereales integrales y legumbres. Evita los dulces, los refrescos, el alcohol y los chocolates (o reduce su ingesta).

6. Arma viandas sanas: Cuando empacas para ir a la playa, aprovecha para llevar comidas más saludables y así cumplir con la dieta en las vacaciones. Por ejemplo, frutas, barras de cereal, ensaladas, yogur descremado, etc.  Y no te olvides del agua, para evitar deshidratarte, y a su vez, para no comprar refrescos o helados durante el día.

7. Evita los restaurantes estilo “buffet: Es cierto que son más asequibles, sin embargo, no son aconsejables si quieres cuidar la figura en vacaciones. Si puedes ir de vez en cuando, dos o tres veces por semana como máximo, pero no que se vuelva un hábito. Si has decidido pasar tu estancia en una cabaña o apart, opta por cocinar algunas veces, o si compras, elige ensaladas, tartas o platos menos pesados.

8. No dejes de hacer ejercicio: Aunque no tengas a disposición el gimnasio al que vas siempre durante el año, puedes aprovechar otros ámbitos para hacer deporte. ¿Qué mejor que una sesión de ejercicios en la arena o subiendo una montaña? Si te quedas todo el día tumbado al sol o sin hacer nada (para lo que sirven las vacaciones), no hay dudas de que engordarás, sobre todo si estás acostumbrado al deporte o a estar en movimiento los once meses restantes. Aprovecha a caminar más y mientras tanto recorrer la ciudad, a hacer excursiones en bicicleta o caminatas, a practicar deportes acuáticos, o simplemente jugar con tus hijos en la arena.

Para cuidar la figura en las vacaciones sólo se requiere un poco de consciencia y organización. En definitiva, comer sano en la playa es más económico que ir a un restaurante cada noche.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Cuidar la Figura en Vacaciones, te sugerimos que visites nuestra sección Viajes y Recreación.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social