Cómo Cuidar el Cuerpo en la Playa

Salud plena durante las vacaciones en la playa

La playa es uno de los principales destinos vacacionales de grupos de amigos, familias y parejas por igual. Las vacaciones en la playa nos invitan a disfrutar del sol y del aire libre, del entretenimiento y del agua. Por ello, nunca está de más recordar algunos consejos que te ayudarán a evitar problemas de salud, incluso en esta ocasión de relax y diversión.

Cómo cuidarse del sol en la playa

Para que el sol no se convierta en un gran enemigo de tus vacaciones, debes prestar atención a los consejos de cuidado. La protección contra los rayos solares nocivos y peligrosos es esencial. Debes colocar un producto de protección solar con buen factor (FPS) cada vez que te expones al sol y a la luz: recuerda que en días nublados el sol también te azota.

Para hacer un uso correcto del protector solar, debes colocarlo en tu piel entre 20 y 30 minutos antes de exponerte a los rayos solares. Así el producto ya estará actuando cuando lo hagas. Debes volver a aplicar el producto al salir el agua y luego de una sudoración (tras hacer algún deporte o actividad, por ejemplo), sobre la piel limpia y seca. Recuerda que también debes repetir la aplicación una vez cada una o dos horas, según sea el caso.

Recuerda proteger también tus ojos al exponerte al sol, en especial en la playa. Cuando estás en la costa el sol afecta a tus ojos, pero también lo hace el reflejo del agua y de la arena. Usa siempre gafas de sol indicadas para protección solar, pues las de baja calidad no son más que plásticos teñidos que no te protegen de la acción nociva del sol.

Cómo alimentase en vacaciones

Al estar de vacaciones en la playa, recuerda que pasas muchas horas fuera de casa y la alimentación se desordena un poco. Alimenta tu cuerpo y tu salud con un buen desayuno con cereales, proteínas y vitaminas. Bebe una infusión o una bebida fría acompañada de un pan, de preferencia integral y tostado, con quesos y fiambres de carne. Complementa con una pieza de fruta, o consume un zumo o jugo de frutas, de preferencia cítricos.

Para la colación de media mañana y de media tarde, prefiere las frutas frescas, los licuados y los batidos, antes que la comida chatarra. Si no almuerzas (en el sentido tradicional), no olvides consumir algún alimento, al menos frutas frescas. Y cena adecuadamente, para mantener tu cuerpo bien nutrido.

Hidratación y deportes en la playa

La sudoración propia de la exposición al sol, el aire de mar y otros factores propician que tu cuerpo se deshidrate más que en la ciudad. Consume agua fresca y limpia regularmente. Lleva a la playa una botella, y consume habitualmente, al menos unos sorbos una vez por hora. Mantén también tu piel hidratada aplicando cremas hidratantes luego del baño, por la noche.

Para practicar deportes y actividades, cubre tu cuerpo con ropa liviana y mantente hidratado. Si corres (la principal actividad realizada en las costas) comienza por hacerlo sobre la arena húmeda, que es más firme. Luego de calentar tus músculos, puedes pasar a la arena seca, para una mayor exigencia. No olvides proteger tu piel con bloqueadores solares adecuados y gafas de sol, e incuso un gorro o sombrero.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Cuidar el Cuerpo en la Playa, te sugerimos que visites nuestra sección Viajes y Recreación.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social