Cómo crear una rutina de sueño en los niños

Rutina para dormir en los niños

Los niños y el sueño parecen no llevarse siempre de la mano. Cuando son pequeños bebés, no logramos hacerlos dormir el tiempo suficiente. Luego, cuando comienza la edad escolar, pareciera que no logramos despertarlos a tiempo antes de ir a la escuela. Todo esto puede solucionarse creando una rutina del sueño, con facilidad y practicidad, y con excelentes resultados para los niños y para sus agradecidos padres.

Ante todo, debes comprender que, a partir de una edad de conciencia formada, la hora de dormir significa para el pequeño que ha llegado la hora de separarse de papá y mamá. Por ello, que los padres acompañen al menor a la cama y compartan con él ya cobijado es muy saludable, al igual que ir a despertarlo de cuerpo presente. Esto, en poco tiempo, eliminará esa ansiedad de separación en la mente del pequeño.

Consejos para lograr una rutina de sueño en los niños

Crear una rutina de sueño en los niños debería ser sencillo, pero a su vez es algo exigente: la rutina debe ser respetada. Cuando creamos una rutina de sueño debemos tener en cuenta que no debemos modificarla luego, por lo que debemos ser realistas y comprensivos con nuestras necesidades, pero también con la de nuestro hijo. Elige un horario adecuado para ir a la cama, sin exigir demasiado, y cumple este horario a diario.

También, haz una rutina completa, no sólo cumpliendo con el horario, sino con todo un plan: primero ponerse la ropa de dormir, luego asearse y cepillar los dientes, luego ir a dormir, cantar una canción o leer un cuento (evitando actividades que despierten al niño, como juegos, cosquillas y cuentos de miedo), a esto le sigue un beso en la frente... y a dormir. Cumple esta rutina a diario.

Verifica que la habitación del niño se encuentre en óptimas condiciones de higiene, de orden, y también de temperatura. Verifica que el pequeño no necesite más abrigo, o más ventilación.

Procura no acostumbrar a tu hijo a dormir con luces encendidas. Si en verdad lo necesita, coloca una lámpara de noche, de luz suave, con apagado automático.

El elemento de seguridad es muy valioso en la formación de la rutina de sueño. Haz que el niño elija un compañero o un elemento de seguridad (un oso de felpa, un juguete preferido o una manta muy pequeña). Permítele conciliar el sueño con este elemento.

En poco tiempo, el niño se acostumbrará a su rutina de sueño y será él quien te exija su cumplimiento. Esto será sumamente beneficioso durante su tiempo escolar y su período de formación y desarrollo, e incluso se reflejará de modo positivo en su edad adulta.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo crear una rutina de sueño en los niños, te sugerimos que visites nuestra sección Niños.

Esta nota te fue útil?
2 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social