Cómo crear en los niños el hábito de hacer la tarea

El valor de hacer la tarea en casa

En muchísimos hogares se repite una y otra vez esa pregunta y ese mandato poco gustoso a los oídos infantiles: "¿Hiciste la tarea?". Es que a qué niño pequeño, en plena etapa de diversión, le gusta sentarse en un cierto grado de silencio a repetir lo aprendido en la escuela, en lugar de ocuparse con sus juguetes.

Pero hacer las tareas que la maestra dejó para la casa es una valiosa enseñanza y una herramienta de educación por demás importante. Por eso, debes enseñar a tus niños a apreciar su valor, a realizarlos de la mejor manera, quizás aplicando algunos truquillos como los que veremos en esta nota.

Cómo crear la rutina de hacer al tarea

Es importante enseñar a los niños que, cuanto antes terminen sus deberes, antes podrán volver a sus juegos. Retrasar la tarea sólo hará que tanto ellos como sus padres deban atenderlas cuando ya no tienen ganas, al final de la jornada. Ni bien regrese de la escuela y se asee (y pase la hora del almuerzo o de la merienda, si fuera el caso) haz lugar en la mesa o prepara su habitación liberando el escritorio, para que tu hijo o hija pueda hacer sus deberes. Recuerda preguntárselo, con gentileza y sin regaños. Luego, prepárale su bebida y algún bocadillo, y acompáñalo mientras cumple con sus obligaciones escolares.

Con la compañía de sus padres y hermanos mayores, el hacer los deberes será mucho más fácil para el pequeño. Verás que, en cuestión de pocos días, quizás un par de semanas, se convertirá en un saludable hábito que el pequeño comenzará a cumplir por su cuenta, sin que le tengas siquiera que preguntar si tiene tarea para la casa.

Haciendo mas agradable la tarea escolar

Haz que el momento de hacer los deberes sea también entretenido. Apaga la TV, pues los distrae enormemente. Puedes poner música, o simplemente dialogar con él para que te cuente lo que aprendió en clases o lo que está haciendo con sus cuadernos. Ten a mano todos los elementos que necesite, para evitar la demora y la distracción de buscarlos. El tiempo de hacer la tarea es para hacer la tarea, y nada más. Ni bien finalice y los revises, déjalo libre para ir a sus juegos, conversar contigo, salir a aprovechar el resto del día.

Es importante que los niños no tengan distracciones a la hora de hacer sus deberes escolares, ya que en ese momento repasa lo aprendido en clases ese día, fija conceptos y mejora sus capacidades de aprendizaje. Si tienes la TV encendida, hay ruidos y molestias, sólo hará el trabajo sin prestarle la merecida atención, haciendo más difícil el estudio posterior para los exámenes o para retener mejor los conceptos.

Si hubiera un día en el que no hay tarea por hacer, igual respeta el horario. Pídele que te muestre en sus cuadernos lo visto en el día, dedica algunos minutos para que te cuente y luego siga con sus juguetes. Esto también será de enorme beneficio, pues mantendrá el momento como una rutina y fomentará la retención de los aprendizajes. Con el tiempo, tu hijo agradecerá que sus estudios sean más sencillos, gracias a este sano hábito del cumplimiento de sus obligaciones.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo crear en los niños el hábito de hacer la tarea, te sugerimos que visites nuestra sección Niños.

Esta nota te fue útil?
33 valoraciones.
El 94% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social