Cómo convivir con los noticieros

Cómo ver los noticieros diferente

Llegamos a casa, cansados, un poco paranoicos por tanto barbijo rodeándonos, nos separamos la cartera con un cincel luego de haberla tenido aferrada al costado por miedo a los motochorros, nos despojamos de los nervios y de los malos humores de la oficina, nos hacemos un rico té y nos sentamos a ver un poquito de televisión. Y ¡zas! Nos encontramos con los noticieros.

"Siempre es bueno mantenerse al tanto de lo que ocurre en nuestro mundo", pensamos, y disponemos nuestra atención a ello. Malas noticias, enfermedades, males, robos, políticos corruptos, escándalos amorosos entre las más afamadas celebridades. Y todo termina por cansarnos, y nos decidimos por cambiar el canal.

Cambiar al siguiente noticiero (un número más arriba solamente), y vueltas a lo mismo: más robos, más virus, más males. Y volvemos a cambiar el canal. Y otra vez lo mismo. Hasta que decidimos poner una serie, una novela, hasta dibujos animados o un canal de música. Todo con tal de no seguir amargándonos la existencia. Y así, terminamos súper informados de qué es lo que ocurrió en Wisteria Lane o en la estancia El Miedo, pero sin tener idea alguna de qué es lo que pasa en nuestro propia ciudad, provincia, país o siquiera en el mundo.

Pero debemos hacerlo. Debemos estar al tanto. Debemos ver la cantidad de robos en los noticieros, para saber que hay que tomar ciertas precauciones. Debemos saber si hay un brote viral dando vueltas, para saber qué es lo que podemos hacer para prevenirlo. Y lamentablemente, debemos saber quién ha sido destituido de su cargo, o cuál es el nuevo proyecto presentado por algún diputado, para saber qué es lo que ocurre en nuestro suelo, ya que de todo ello se desprenderá nuestra realidad. Aunque no queramos saberlo, aunque nos parezca ilógico, aunque nos amargue: y es que saber lo que ocurre nos permite actuar cuando es necesario.

Consejos para convivir con los noticieros

  • Podemos convivir con los noticieros, si los tomamos como una herramienta: son programas que nos muestran una realidad que pudiera estar más o menos cerca nuestro.
  • Podemos ver un noticiario y exclamar barbaridades, y terminar por cambiar el canal, seguro, pero mucho mejor sería prestar atención y razonar lo visto, aprender lo que es de utilidad, y desechar el resto.
  • Podemos incluso ver muchos noticieros, y comparar las informaciones de cada uno de ellos, para poder hacer una apreciación consciente de lo que ocurre a nuestro alrededor.
  • Una meta ideal sería no absorber como esponjas, sino interpretar lo observado, filtrarlo, y evaluar por nosotros mismos cómo afectará nuestra vida y qué podamos hacer al respecto de lo que creamos inconveniente.
  • Pero, si quizás los noticieros y los programas informativos generales terminan por superarnos, siempre podemos cambiar el canal un ratito, desenchufarnos, concentrarnos en prepararnos otro rico tecito, y elegir un informativo menos violento.
GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo convivir con los noticieros , te sugerimos que visites nuestra sección Relaciones interpersonales.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social