Cómo Contagiarnos del Espíritu de la Navidad

¿Por qué "contagiarnos de Navidad"?

La Navidad es un momento especial del año. Dejando de lado su importante significación espiritual y religiosa, incluso quienes pertenecen a otra fe o no se identifican con ninguna de ellas reconocen a la Navidad como un momento especial.

En la Navidad nos reunimos con amigos, con familiares, nos ponemos al día con las charlas, deleitamos nuestro paladar con festines deliciosos y nos maravillamos con golosinas, brillos y colores, regalos y hasta fuegos de artificio que pueden hacernos sentir niños nuevamente. Y este es el espíritu navideño que queremos recuperar: el de sonreír con picardía sabiendo del escondite secreto de los regalos, de anticipar con emoción lo especial de la cena del encuentro, del descanso, de las risas.

Por ello, es necesario que nos demos a nosotros mismos un empujoncito en la dirección del espíritu navideño, para que este nos encuentre y nos empape, contagiándonos su felicidad.

Cómo contagiarnos del espíritu navideño

Pues hay muchas formas de lograrlo. Lo primero es disponernos a ello. Debemos estar dispuestos, al menos algo, a aceptar el espíritu de la Navidad. Es decir: debes tener las ganas de sentirte bien y de sonreír, pues si te niegas a ello, cualquier esfuerzo será en vano. Aunque seguramente que, luego del año de tensiones, tienes buenas ganas de sonreír y relajarte, ¿verdad?

El siguiente paso es recordarte a ti mismo que ha llegado esa época especial del año. En lugar de mirar el calendario (lo que seguramente te hará pensar en el trabajo y los pendientes) debes procurar formas más sutiles de recordarte no de la llegada del fin del año, sino de la Navidad. Y, en ello, la decoración es nuestra aliada principal.

Decora la casa para la Navidad

Colocar decoraciones navideñas es una manera especial de entrar en el espíritu. Arma el pino, decóralo, coloca velas y decoraciones alusivas en todas las habitaciones de la casa, para contagiarte de la emoción de esta época.

También puedes crear una decoración funcional, cambiando tus elementos de uso diario. Dispón vajilla navideña, reemplaza tu lapicero común por uno de novedad, decorado con imágenes de esta época. Cambia el fondo de pantalla de tu ordenador por uno navideño, y también coloca una imagen de fondo navideña en tu móvil.

Vístete de colores navideños

Vestir colores rojos, verdes, blancos y amarillos es una buena manera de contagiarnos de la alegría de las festividades. Estos colores nos recuerdan a la Navidad y, al mismo tiempo, nos alegran la vida, al contrario del negro y del gris convencionales.

Modifica tu menú convencional

Aprovecha la época de Navidad para comer platillos especiales. Ensaladas rojas y verdes, roscas y panes dulces, frutas secas, bebidas de frutas, ponches, carnes de ave rellenas y los platillos tradicionales de tu país son buenos complementos para el menú diario.

Llena tu hogar de aromas navideños

Finalmente, decora el aire de tu hogar con esencias y aromas. Manzana, canela y jengibre son los aromas tradicionales. Puedes ambientar con sahumerios (inciensos), velas aromáticas, esencias en hornillo o (mucho más delicioso aún) horneando galletas y postres con estos ingredientes.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Contagiarnos del Espíritu de la Navidad, te sugerimos que visites nuestra sección Eventos y regalos.

Esta nota te fue útil?
5 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social