Cómo conseguir lo que quiero

Cómo obtener lo que deseas

No se trata de un capricho ni de ser mañosos y pretender que cualquier cosa que queremos llegue a nuestras manos casi por arte de magia. Pero sí debes saber que es posible conseguir lo que quieres, si te lo propones y pones tu empeño y dedicación a ello.

"Puedes hacer lo que te propongas" no es sólo una frase de aliento, sino una buena y útil verdad. Para alcanzar nuestros objetivos, nuestro marco mental, confianza y optimismo son elementos fundamentales.

Confianza y seguridad para tener lo que quieras

Si quieres alcanzar una meta y comienzas tu recorrido bajo la desalentadora noción de que "es difícil", o con pensamientos negativos, temores y desconfianza, sólo te estarás poniendo piedras en tu camino para lograrlo. Debemos estar al tanto de que cualquier plan y proyecto puede tener contratiempos, pero tener la confianza en nosotros mismos para aprender a solucionarlos será lo que te permita avanzar a pasos agigantados, sin dejarte vencer ni desalentar, ya sea por obstáculos reales o por temores y pesimismos que nos impongamos nosotros mismos.

De este modo, aprendemos que la confianza, la fe, la esperanza, el optimismo, nos permiten avanzar. Saber que existe la posibilidad de contratiempos y no tener temor en no poder solucionarnos nos dará las energías de seguir adelante. Pero claro, si no tenemos una meta bien propuesta, todo esfuerzo será en vano.

Hay un refrán que dice que "ningún viento es favorable para el marinero que no sabe a qué puerto se dirige". Y es una verdad absoluta: si no tienes buen definida la meta que quieres alcanzar, puede que sólo termines caminando en círculos o que tomes un camino equivocado... aunque no habría caminos equivocados si no tenemos meta en lo fundamental.

Define tu meta para lograr lo que quieres

Por eso, el primer paso es definir la meta a alcanzar. El objetivo, esa cosa que quieres obtener, esa situación en la que deseas estar. Al planificar, debes tener en mente que no sólo habrá un objetivo o una meta, sino que habrá una meta general, y luego otras específicas.

Por ejemplo, digamos que quieres conseguir empleo. Tu meta puede ser, simplemente, "quiero conseguir empleo". Así puede que comiences a buscar y termines en un cargo mal pagado, que se aleja de tus deseos. Es un empleo, tal y como deseaste, pero no es "el" empleo soñado. En este ejemplo, una meta más adecuada sería algo como "quiero conseguir un empleo de medio tiempo en un sitio cerca de mi casa".

Definir los parámetros de tu meta te permitirá establecer mejor tu búsqueda, y ponerte en acción bien enfocado, descartando aquellos factores, elementos y hasta propuestas que no te sirvan. Eso sí: debes ser realista en la meta.

Si tu objetivo es bajar de peso, por ejemplo, una meta realista sería decir "quiero bajar cinco kilos en seis meses", dándote tiempo y comodidad. Pero si te defines en una meta como "quiero bajar 5 kilos en 5 días", pues lo cierto es que esto no sólo sería peligroso para tu salud, dejándote a riesgo de enfermedades, sino que también sería prácticamente imposible de conseguir. Y eso, el no alcanzar tu meta, sólo te desalentará en tu empeño para fijar otros objetivos.

Así, define metas realistas, posibles de alcanzar, y establece un tiempo para cumplirlas. Te mantendrás enfocado en el gol, y comenzarás a recorrer un camino en línea recta hacia eso que deseas. ¿Ves? Sí se puede conseguir lo que se quiere... tan sólo hay que saber exactamente qué es lo que quieres, con qué fin, y en cuánto tiempo.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo conseguir lo que quiero, te sugerimos que visites nuestra sección Calidad de Vida / Autoayuda.

Esta nota te fue útil?
3 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social