Cómo Comportarse en un Campamento

Reglas de Comportamiento en un Campamento

Para que salir de camping sea un disfrute para todos, es necesario aprender a comportarse en un campamento, siempre desde el respeto hacia los demás. No sólo tendrás una experiencia más placentera, sino que también inspirarás a tus vecinos a hacer lo propio.

Las normas de comportamiento no son un conjunto de leyes estrictas, y difícilmente haya un manual y una fuerza que los haga cumplir. Se trata de simples conductas nacidas a partir del sentido común y del respeto por los demás. Es decir: nadie te obligará a cumplirlas (salvo sitios privados), pero seguro querrás tú mismo poner estos comportamientos en práctica, y te gustará que quienes te rodean también sepan cómo comportarse en un campamento.

En los sitios de camping denominados como “organizados”, ya sean estatales o privados, habrá reglas por cumplir o, mejor dicho, las casas se reservan el derecho de desalojar a los campistas que molesten a los demás. En los denominados como “libres” (es decir: los sitios abiertos en los que se suelen montar tiendas de campaña, sin una entidad u organización que lo controle) no habrá exigencia por cumplir, pero deberías de aplicarlas de cualquier modo, sólo por una cuestión de ser tú mismo la persona que te gustaría tener en la tienda contigua.

Tips para comportarse en un camping. Reglas de comportamiento para una acampada. Cómo comportarse en un camping. Normas para un campamento

© Depositphotos.com/DenisNata

Imagen 1. Sé considerado con los demás: no dejes el calzado sucio cerca de las demás tiendas de campaña. ¡A nadie le gustará percibir malos olores!

Consejos para comportarse en un campamento

No es necesario que aprendas de memoria estas “reglas”, sino que actúes siempre con sentido común y con respeto por los demás:

Ruidos molestos: Sé consciente de los ruidos que provocas, evitando aquellos que sean molestos para los demás, que interrumpan la paz y el descanso, que afecten las actividades (como la pesca, la observación de aves y otros). No utilices elementos estridentes ni lleves juguetes ruidosos para entretener a tus hijos. En caso de necesidad (por ejemplo, reparar el motor del coche, martillar o hachar leña, e incluso un bebé llora) discúlpate con tus vecinos de acampada y propón hacer las labores ruidosas en conjunto.

La música: Lo mismo se aplica a la música, ya sea la que escuches en el radio, en tu móvil, o la que cantes en tu propia voz. Generalmente las noches de fogones y guitarras son bienvenidas en los campamentos, pero cantar durante el día o la noche podría ser molesto para los demás (y esperemos que tengas linda voz, de lo contrario, podrías terminar filmado y viralizado por la web).

Iluminación: Si eres un búho nocturno seguro querrás colocar lámparas para leer, para disfrutar de la noche o para cocinar en horarios tardíos. Pero considera cómo la luz impacta sobre las tiendas de campaña de tus vecinos; redúcela o dirígela a otra dirección si notas que podría interrumpir el descanso.

El agua: Muchos campamentos tienen un abastecimiento limitado de agua, a través de tanques (y no cuentan con un suministro constante). Se respetuoso con su uso, tomando duchas cortas y aseando tus elementos, tu ropa o lo que fuera por medio de una cubeta y no del grifo abierto.

Malos aromas: Si has pescado y necesitas limpiar las piezas, hazlo lejos de la zona de acampada y utilizando de preferencia agua de río o de arroyo. Cocina los alimentos que provoquen aromas profundos lejos de las demás tiendas de campaña, y mantén tu calzado sucio, la ropa enfangada o cualquier otra posible fuente de malos olores lejos de tus vecinos.

Los residuos: Las zonas de acampada organizadas cuentan con cestos para los distintos tipos de residuos, y cartelería respecto de la higiene del lugar (como la prohibición de limpiar el calzado o de descamar pescados en los lavaderos públicos, por ejemplo). Cumple con estos comandos, planeados para el bien y la comodidad de todos. En los campamentos libres probablemente no haya cestos, pero debes ser aún más consciente sobre los residuos que produzcas, asegurándote de recolectarlos todos en bolsas y llevarlos a un sitio apropiado al terminar tu viaje.

Uso del fuego: Cuida siempre del fuego que hagas para cocinar o para dar calor. Hazlo sólo en los sitios designados a tal fin y, si no los hubiera, hazlos en un suelo libre de plantas, ramas, hierbas secas y, principalmente, lejos de las tiendas de campaña de los demás. No sólo evitarás provocar incendios, sino que también evitarás que el humo de tu fuego invada la zona de la acampada.

Comparte: En los campamentos todas las personas están virtualmente en igualdad de condiciones. Si has hachado más leña de la que necesitas, déjala en el sitio común; si has hecho un fuego mucho mayor al que tú necesitabas, ofrece el espacio de cocina a tus vecinos de carpa. Los campings son una oportunidad genial para compartir con los demás, una actividad que estamos comenzando a olvidar en nuestra vida citadina de todos los días.

Finalmente, el consejo más importante de todos: se amigable. Preséntate con tus vecinos, y no te niegues a participar de sus invitaciones, o invítalos a un café, a un canto o a un paseo. Las acampadas suelen ser sitios ideales para conocer a personas con tus mismos intereses, y podrías hallar a un buen amigo de por vida si aplicas estos consejos para comportarse en un camping, demostrando respeto e interés.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Comportarse en un Campamento, te sugerimos que visites nuestra sección Viajes y Recreación.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social