Cómo Ayudar a un Niño con Problemas de Concentración

Los Niños y los Problemas de Concentración

La concentración es una capacidad de nuestra mente, cualquiera sea su condición y avance. Desde un bebé hasta un anciano puede concentrarse si tan sólo se dedica a ello, aunque a veces los niños en edad escolar son un verdadero desafío en esta tarea. Los estímulos, presentes en todos lados, atraen su atención y dispersan su concentración, lo que impide el correcto estudio y aprendizaje.

Los seres humanos somos curiosos por naturaleza. Esto es, precisamente, lo que permite nuestro aprendizaje, nuestro avance intelectual. Pero lo mismo que nos fortalece nos debilita, pues es la curiosidad lo que se interpone en nuestra concentración y desvía nuestra atención.

Los niños son el claro ejemplo de ello. El más leve sonido les atrae, los llama, desvía su mirada y despierta en sus mentes los más entretenidos procesos cognitivos y deductivos. Esto, de más está decir, es un verdadero desafío para los padres y educadores, que intentan propiciar un entorno silencioso y de estímulos positivos para que el pequeño logre interiorizar conceptos de vida valiosos.

Pero a veces todo intento parece inútil. Es allí cuando duplicamos los esfuerzos e implementamos fáciles y entretenidas técnicas de concentración, especialmente diseñadas para niños.

Juegos para mejorar la concentración de los niños

Los juegos de atención visual son ideales para mejorar la concentración de los niños. Puzzles, juegos de cartas, dibujos en los que deben hallar las diferencias "obligarán" a fijar la vista y la atención hacia el elemento en cuestión. Además, practicarlos crea un momento especial entre padres e hijos, ayudándolo en su aprendizaje y estimulándolo. Afirmaciones positivas serán el complemento especial para esta tarea: "cuando te concentras terminas el juego muy rápidamente" o "mira lo bien que lo haces cuando prestas atención" son frases que no pueden faltar.

Los dibujos de laberinto y seguimiento visual son también muy adecuados para niños a partir de los 4 años de edad. Puedes descargar imágenes de laberintos o crear las propias, e invitar a tu pequeño a descubrir los caminos cada vez en menos tiempo, o premiándolo con una golosina saludable cada vez que logre llegar al centro o a la salida.

Juegos al aire libre para mejorar la concentración

Al ir en el coche puedes jugar con el pequeño a contar los vehículos de color rojo que vean en el camino. Esto centrará su atención sólo en eso. En pocos días, dile que cuente los de color rojo y los de color verde. Su mente se acostumbrará a esta derivación de energías de manera apropiada y saludable, para luego repetirlo en los juegos de concentración y también a la hora de cumplir con sus obligaciones.

Cuando estés en el parque o de vacaciones, aprovecha cada minuto para estimular su concentración. Túmbense boca arriba a mirar las nubes, y pide al niño que detecte sus formas y te las muestre. En un campo de flores, invítalo a encontrar alguna de un color determinado, o a contar las abejas que vea. Esto eliminará las distracciones y centrará la energía del pequeño en ese elemento particularmente.

Con suficiente práctica, la mente del pequeño aprenderá las técnicas que le ayudarán luego en el momento de los estudios.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Ayudar a un Niño con Problemas de Concentración, te sugerimos que visites nuestra sección Niños.

Esta nota te fue útil?
54 valoraciones.
El 98% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social