Cómo Aprovechar un Viaje de Negocios

Consejos para Aprovechar un Viaje de Trabajo

Si quieres aprovechar un viaje de negocios tendrás que ir de aquí para allá, con la agenda marcada de reuniones, actividades y tareas. Sin embargo, suele ocurrir que a las 18 hs. los compromisos terminan y todavía queda tiempo disponible para dar una vuelta por el destino.  Muchos utilizan ese tiempo para adelantar tareas del otro día y también es correcto, o están los que sólo piensan en regresar al hotel para descansar y comunicarse con su familia. Todo depende de los gustos de cada uno.

Lo cierto es que en la mayoría de los casos buscamos al menos dar una recorrida rápida por la ciudad. Es así como surge el concepto de “turismo de negocios”, una combinación perfecta entre trabajar y estar de vacaciones.

Pero para que puedas aprovechar la estadía al máximo y también convertirte en turista al menos durante algunas horas al día, es preciso que seas muy organizado y ordenado. De esta manera, cumplirás con los objetivos planteados antes de salir de la oficina y no te volverás loco trabajando las 24 hs. Como beneficio adicional, podrás pasear y despejarte un poco.

Consejos para organizar un viaje de negocios y disfrutar la estadía. Claves para conocer y disfrutar el lugar en un viaje de negocios

© Depositphotos.com/gstockstudio

Imagen 1. Lleva una maleta pequeña con lo imprescindible para poder disfrutar del viaje.

4 claves para aprovechar un viaje de negocios

Si eres un viajero de negocios frecuente quizás algunas de estas recomendaciones ya las conozcas, aunque siempre vale la pena refrescarlas o aprender cosas nuevas. Sigue leyendo para saber cuáles son los tips para aprovechar al máximo un viaje de trabajo:

Empaca bien tu maleta

Esto es vital para no perder tiempo apenas llegues al destino. Si ya sabes que viajarás varias veces en el año por trabajo, sería bueno que tengas una maleta disponible y armes un listado con las cosas que nunca te podrán faltar.

El buen armado del equipaje es muy importante, ya que elegir artículos prioritarios te hará llevar menos peso e ir más liviano. Muchos hasta pueden ir con su bolso de mano y cargar todo allí, de esta manera, evitan quedarse frente a la cinta transportadora esperando la maleta. Trata de elegir un solo traje que se pueda combinar con varias camisas o corbatas, y no ocupes espacio con artículos de higiene personal si en el hotel seguro hay. Trata de aprovechar tu maleta y llevar lo mínimo e indispensable.

Aprovecha el tiempo en el aeropuerto

Según a donde te dirijas, las aerolíneas exigen que los pasajeros se presenten 2 o 3 horas antes de la salida del vuelo para que puedan realizar el check-in y despachar las maletas. En las terminales cuentas con señal de Internet y puedes llevar tu tablet o portátil para seguir trabajando. Aprovecha ese tiempo de espera para adelantar trabajo relacionado a tu viaje, organizar bien la agenda, tener armado el itinerario completo, hacer llamados de último momento, etc.

Si no puedes conectarte a Internet, al menos algunas cosas puedes adelantar. ¡Sino puedes dormir y arribar a destino bien renovado! Es preciso que apenas pises el aeropuerto de llegada seas lo más eficaz posible. Si no has despachado maleta estarás entre los primeros para esperar el transporte público, un taxi o rentar un coche. En lo posible, trata de arreglar este tema antes, al igual que la habitación del hotel. Así no perderás nada de tiempo y podrás aprovechar tu viaje de negocios.

Por último, ten toda la documentación a mano y ordenada; la idea es que permanezcas lo menos posible en el aeropuerto.

Disfruta los servicios del hotel

Un tip adicional al momento de elegir el alojamiento es que cuente con todas las cosas que necesitas para tus jornadas laborales. Internet WiFi de alta velocidad es imprescindible, y en algunos casos puede que necesites un escritorio en la habitación o una sala de conferencias.

Algunos hoteles cuentan también con ambiente específicamente diseñados para viajeros de negocios, con fotocopiadora, escáner, fax, etc. Para las tardes o noches, luego de un día agitado, sería bueno también que el hotel cuente con piscina, gimnasio o sala de masajes, pero eso es un adicional.

Dale respiro a tu agenda y aprovecha el viaje

Si quieres realmente aprovechar un viaje de negocios, no cometas el error de concertar una reunión tras la otra. Esto por varias razones. Para empezar, porque puede haber imprevistos y postergaciones que harán que todo el esquema se venga abajo. No conoces la ciudad, puedes perderte o no saber cuánto tiempo tardas en llegar a tal o cual sitio.

Por otra parte... ¡No eres una máquina! Necesitas descansar, despejarte, dormir bien. Trata de agrupar actividades en una zona cercana para que puedas ir caminando entre ellas, o evita las jornadas “maratónicas”, es decir, que tengan dos actividades donde lo normal es que haya tiempo para una sola.

Por último, para aprovechar al máximo un viaje de negocios sería bueno que te tomes un descanso de un día una vez que termines todas tus tareas. Así podrás pasear un poco, relajarte y calmar el estrés que te agobió durante la estancia. En vez de tomar un vuelo por la mañana, opta por hacerlo a la noche, por ejemplo. Así te queda todo el día libre para visitar lo que más te guste.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Aprovechar un Viaje de Negocios, te sugerimos que visites nuestra sección Viajes y Recreación.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social