Cómo aprender a levantarse temprano

Cómo adquirir la costumbre de levantarse temprano

Levantarse bien temprano en la mañana es una manera de optimizar nuestro día. Abrir los ojos al alba, salir de la cama con mucho tiempo nos permite asearnos y despabilarnos más fácil, para salir a la calle (al trabajo, a la escuela, a la rutina diaria) con mejor ánimo, más tranquilidad y, en general, con mayor comodidad y bienestar.

Pero levantarse temprano no es sencillo para todos, pues solemos acostarnos tarde y nos gusta remolonear en la cama al despertar. Aquí te contamos un entrenamiento sencillo que puedes poner en práctica para enseñarle a tu cuerpo y a tu mente a levantarte temprano, y mantener este buen hábito sin problemas ni disgustos.

¿Cuántas horas debemos dormir?

Si bien se dice que "el sueño de belleza es de ocho horas", lo cierto es que cada cuerpo tiene su propio ritmo y necesidad de descanso. Esto depende de las actividades que se realizan (más físicas, más intelectuales, las que sean), y también depende del propio reloj biológico de cada persona.

Lo cierto es que se recomienda exceder las 6 horas de sueño diario y no pasarse de ocho horas de descanso, preferentemente por la noche, que es cuando nuestro cuerpo descansa mejor, hay menos ruidos en la ciudad, hay menos interrupciones y también el clima es más benéfico, tanto en verano como en invierno.

Cómo acostumbrar a tu cuerpo a levantarse temprano

El horario de ir a dormir depende de cada persona, según sus horarios de trabajo y sus actividades. Pero una buena manera de entrenar a tu cuerpo en estos hábitos es ir a dormir aproximadamente a la medianoche, o quizás un poco antes, pero nunca pasadas las 12. De este modo, dormirás tus seis horas mínimas para despertarte temprano. Si necesitas más horas de sueño, el primer paso es irte a acostar más temprano. Procura mantener el horario, pues esto acostumbrará a tu cuerpo en una saludable rutina.

Evita tener el televisor en la habitación o, al menos, mantenlo apagado a la hora de irte a dormir. En cambio, prefiere un libro, iluminándote con un velador y no con la luz general de la habitación. Evita también tener relojes o elementos que hagan zumbidos o sonidos que puedan interferir en tu descanso y en conciliar el sueño y, si vives en una ciudad ruidosa, puedes ayudarte con una máquina de ruido blanco o con música suave a bajo volumen.

Cómo levantarse de la cama

A la mañana, ni bien suene el reloj despertador, abre los ojos. Retira el botón de "snooze" o "demorar" en tu alarma: al no tener esta opción, sabes que la alarma sonará sólo una vez y, si no te levantas, llegarás tarde al trabajo. Cuando suene la alarma abre los ojos y, sin levantarte aún, estira tus brazos y tus piernas, mueve tu cabeza, y despereza tu cuerpo. Luego incorpórate, siempre por el lateral, y lleva los pies al piso. Vuelve a estirarte y mover brazos, piernas, cabeza y espalda, y bosteza para oxigenar tu cerebro. Así, al levantarte lentamente, tu cuerpo responderá mejor, y podrás despabilarte más rápidamente.

Repitiendo esta técnica a diario formarás un hábito que, en poco tiempo, se tornará en un acto mecánico y sencillo. Verás que despertar temprano te facilita mucho la vida diaria, y será también más beneficial para tu organismo.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo aprender a levantarse temprano, te sugerimos que visites nuestra sección Calidad de Vida / Autoayuda.

Esta nota te fue útil?
39 valoraciones.
El 90% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social