Cómo comer fuera de casa sin gastar de más

Comer fuera de casa

Mucho hemos hablado al respecto de comer afuera, versus comer en casa, o llevarnos la vianda preparada, para minimizar en los gastos de alimentación diaria. Sin embargo, esta posibilidad no está al alcance de todos, ni lo está a diario. Por ello, para quienes trabajan fuera de casa y necesitan algunos consejos de ahorro en la alimentación, vayan estas ideas.

Ideas para comer fuera de casa sin gastar demasiado

  • Carritos

Los carritos suelen gozar de una mala apreciación. Si bien es cierto que no cuentan con habilitaciones municipales ni con la infraestructura necesaria para conservar el buen estado de ciertos alimentos, bien podemos aprovechar los carritos de comidas rápidas libres de cocción, o con cocciones mínimas. Los carritos de hot dogs son los más elegidos, puesto que son económicos, no requieren sino de algunos minutos de hervor en simple agua caliente, y pueden ser aderezados con gran practicidad con algunos condimentos comerciales en pasta. También, claro, se trata de un alimento sumamente económico.

  • Locales de comidas rápidas

Los locales de comidas rápidas son los más visitados para la hora del almuerzo. Aunque se trate de alimentos considerados poco saludables, puedes elegir entre sus platillos menos populares. Las ensaladas suelen ser frescas, sabrosas, rendidoras, y con precios ideales para cualquier bolsillo. También puedes suscribirte a avisos web o newsletters, o bien consultar el menú diario del local de comidas cercano a tu oficina, para poder aprovechar las ofertas diarias que las grandes cadenas de comidas rápidas exhiben en sus avisadores.

  • Cupones de descuento

Algunos clubes de beneficios, servicios, afiliaciones a otras entidades (como la TV por cable, clubes de empresas de telefonía celular, páginas web de descuentos, y muchas más) ofrecen menúes diarios con descuentos. También las empresas y cadenas de comidas rápidas suelen ofrecer descuentos promocionales, para cuya obtención bastará con presentar el cupón impreso o exhibido en pantalla (previa impresión) en el mostrador. Puede que se trate de un ahorro mínimo, pero verás que en poco tiempo habrás ahorrado lo suficiente como para darte un mejor gusto en tus comidas.

  • Restaurantes

Hay muchos restaurantes que ofrecen menúes diarios a precios sumamente convenientes. Aunque comer en un restaurante suele ser más costoso, hay menúes ejecutivos que son ofrecidos a precios por demás apetecibles, que vale la pena tener en mente para cuando comas fuera de casa.

  • Tiendas de abarrotes

Algunas tiendas de abarrotes, tiendas de compras en estaciones de servicios, y los kioscos más surtidos, ofrecen sándwiches y comidas livianas que puedes calentar en horno de microondas, para aprovechar un almuerzo liviano, rendidor, y a un precio insuperable. Tampoco descartes el supermercado cercano a la oficina: puedes comprar alimentos y prepararlos durante tu almuerzo, siempre que no exijan de un proceso de cocción demasiado complejo.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo comer fuera de casa sin gastar de más, te sugerimos que visites nuestra sección Economía y Ahorro.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social