Cómo combinar estudios y trabajo

Cómo compaginar los estudios con el trabajo

Es probable que en algún momento de nuestras vidas nos veamos obligados a tener que conciliar el estudio con el trabajo. Lo que puede parecer una odisea por faltas de horas a lo largo del día, no lo es tanto si sabemos planificar el día a día de forma correcta, incluso sin renunciar a algunos pasatiempos o hobbies ocasionales.

Eligiendo trabajos y estudios para coordinar

Aunque la situación actual no da pie a muchas elecciones, en caso de tener varias ofertas de trabajo sobre la mesa debe elegirse bien aquella que vamos a tomar para los estudios que estamos dispuestos a cursar. En este sentido, se debe tener en cuenta que no es lo mismo realizar una carrera en la universidad, por ejemplo, que el bachillerato o un curso semi-presencial, por la carga de horas que implican una u otra modalidad.

Igualmente, deben valorarse los horarios de clase, y si requieren de presencia forzosa o no (suele depender del centro y del profesor en concreto), además de considerar que por cada hora de clase tomada seguramente nos espere otra hora o más de trabajo individual en casa.

En este sentido, si no podemos realizar una planificación fiable del horario de clases, no conviene empezar a buscar trabajo hasta empezarlas, puesto que después podemos encontrarnos con sorpresas como que determinados profesores exigen asistencia obligatoria, o que a última hora se ha realizado un cambio de horario.

Planificar horarios al estudiar y trabajar

Aunque el día tiene 24 horas, raramente podremos dedicar más de 12 o 14 diarias a estudiar y trabajar, descontando las horas de dormir, comer y realizar otras necesidades cotidianas. Es por esto que la planificación de un horario determinado lo es todo a la hora de salir airoso de la aventura de combinar trabajo con estudios.

Confeccionar un horario semanal, con todas las actividades que vamos a llevar a cabo y la hora en las que las vamos a hacer es indispensable, aunque por supuesto, se ha de cumplir a rajatabla. Tampoco puede olvidarse la distribución del tiempo de estudio diario, siendo lo más aconsejable destinar una o dos horas al día, por ejemplo, antes que realizar toda la tarea de la semana en una sola noche, hábito que hará decrecer la productividad de forma importante.

Lo que sí puede hacerse es adelantar trabajos u horas de estudio si cabe la posibilidad, por ejemplo, cuando nos dan un día libre en la empresa. Organizando el horario de tal forma que aguantemos la mayor carga de lunes a viernes (trabajo más estudio), y dejando así el descanso o el ocio para fines de semana, tendremos una vida más o menos normal (aunque exigente) sin fracasar en el intento.

Por último, cabe resaltar que además de la ventaja económica que supone combinar estudios y trabajo, muchos empresarios ven este hábito como un sinónimo de fuerza y capacidad de organización en el candidato, sumando así puntos de cara a futuras entrevistas.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo combinar estudios y trabajo, te sugerimos que visites nuestra sección Tareas y técnicas de trabajo.

Esta nota te fue útil?
8 valoraciones.
El 63% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social