Cómo Combatir el Estres con la Técnica SOS

Técnica SOS para Combatir el Estrés

Si vives apurado y con muchas actividades al día, no está de mas que aprendas a combatir el estrés con la técnica SOS, ya que te ayudará a aliviar la tensión, aclarar la mente, y agilizar los procesos que faciliten el avance en tus proyectos con más bienestar y confianza.

La naturaleza del estrés

El estrés no es un enemigo moderno devenido de nuestro estilo de vida actual, sumamente competitivo y enfocado en el dinero y los bienes materiales. ¡Nada más lejos de la verdad!. Es simplemente una herramienta natural que nuestro ser pone en acción para  poder comprender y lidiar con todo tipo de asuntos.

Cuando nos vemos en una situación de amenaza de vida, por ejemplo, la respuesta de lucha o huida es parte de esta mecánica protectora que es el estés. Cuando estamos próximos a la fecha límite para una tarea importante, es el estrés saludable el que nos mantiene enfocados y motivados para concretar nuestros proyectos.

Qué es la técnica SOS para aliviar el estres? Cómo aliviar el estres con la tecnica SOS. Stop-organiza-selecciona: tecnica sos para el estrés

© Depositphotos.com/Wavebreakmedia

Imagen 1. Toma un breve descanso y aplica la Técnica SOS para aliviar el estrés y tener más enfoque en tus tareas.

Sin embargo, “todo lo bueno, en exceso, es malo”. Cuando dejamos que crezca más de lo necesario y le permitimos tomar el control de nuestras emociones, es cuando entramos en problemas. Lo que debiera ser una herramienta de protección pasa a ser una amenaza, caracterizada (e impulsada) por el enfoque emocional en las cosas incorrectas, las sensaciones constantes de frustración proveniente de nuestra cultura materialista, la tensión física y emocional a la que nos sometemos cada día, etc.

¿Qué es la Técnica SOS?

La Técnica SOS para combatir el estrés toma la base de esta sigla internacional de pedido de auxilio. Ante una emergencia, el pedido de SOS (del inglés “save our souls” o “salven nuestras almas”) es la mecánica más inmediata para pedir ayuda y ser rescatados. De igual manera, cuando el cuerpo y la mente entran en un estado de emergencia, por ejemplo, ante altos niveles de estrés, se pone en marcha toda una maquinaria que busca aliviar la situación.

Entre las mecánicas se incluye la activación de la respuesta de lucha o huida, la liberación de ciertas hormonas del bienestar, la dilatación de las pupilas para tener una mejor visión, la piel erizada para hacernos parecer más grandes ante el enemigo, y hay un aumento del ritmo cardíaco para acelerar la circulación de la sangre y entregar nutrientes a las zonas que lo necesiten, entre otros. Es  un proceso natural y saludable, sin embargo, cuando persiste por demasiado tiempo, la maquinaria se desgasta, los sistemas pierden eficiencia, y pagamos un alto precio en nuestra salud.

Es entonces cuando tomamos la sigla de salvataje universal, dándole esta vez un significado diferente: la Técnica SOS pide detenernos, organizarnos y seleccionar: Para-Organiza-Selecciona (del inglés Stop-Organize-Select).

Cómo aplicar la Técnica SOS para combatir el estrés

Cuando te notes en un estado de estrés elevado, sólo pon en marcha esta técnica:

Stop: Detén tus acciones, pensamientos y emociones. Respira, da un paso al costado, deja todo lo que estés haciendo. Toma 5 minutos de descanso, lava tu rostro y manos con agua fría, asómate por la ventana y toma una gran bocanada de aire limpio y nuevo. Bebe un vaso de agua o un té, y escucha a tu cuerpo (y no a tu mente lógica) en lo que te indique que necesita en ese momento.

Organiza: Analiza la situación con una nueva mirada. Define qué es urgente, qué es importante, y qué puede esperar. Crea una lista de pasos o acciones, para poder volver a tu tarea con más precisión y tranquilidad. Pregúntale a tu corazón qué siente al respecto, cuál es el camino que quiere seguir. Organiza tus pensamientos, trabaja con más enfoque en los temas urgentes, luego en los importantes, y después, sólo si fuera indispensable, en los asuntos que pueden esperar su turno.

Selecciona: Escoge, paso a paso y tarea por tarea, qué necesitas hacer para buscar tu propio bienestar. Préstale atención a tu cognición, pero también a tu emoción. Deja de lado aquello de querer ser el héroe y recuerda el refrán popular: “quien mucho abarca, poco aprieta”. Elige qué hacer, cuándo hacerlo, y busca los mejores resultados en menos cantidad de tareas.

Sólo recuerda esta sigla, tan simple y universal, y pon en práctica estos tres pasos fáciles. Así podrás mejorar tu enfoque y tu productividad, y buscar la felicidad y el bienestar con la Técnica SOS.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Combatir el Estres con la Técnica SOS, te sugerimos que visites nuestra sección Salud Mental.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social