Cómo colocar apliques en las rastas

¿Qué estilo tienen tus rastas?

Existen miles de opciones diferentes para los que desean llevar (o ya están luciendo) sus rastas. Lo cierto es que si bien el proceso de creación de estas "masas de cabello" es la misma, no todos optan por usarlas de la misma manera.

Por ejemplo, hay mujeres y hombres que eligen lucir las rastas bien largas y en la totalidad de su cabellera, otras que optan por sólo hacerse algunas en la nuca y dejarse encima el cabello suelto. También se pueden encontrar las rastas atadas con una colita o una trenza, hacia atrás con una vincha, teñida de colores, con cintas en las puntas, cortitas según el largo del cabello, dentro de un gorro, como un "rodete" o "turbante", o una sola a un costado, para ver cómo queda y comenzar.

El cuidado de las rastas es más que importante para que cualquier estilo quede realmente bien. Si no las mantienes como debes, es probable que se te enreden o que se ven mal, teniendo que cortarlas.

En cuánto a los apliques o engarzados en las rastas, pueden ir en los extremos, en el medio o en la parte superior de cada una, y hasta usar más de un color o material. Ten en cuenta que pueden salirse si no las cuidas o caerse si no están bien afianzadas.

Cómo poner apliques en las rastas

En primer lugar, tienes que trabajar con el cabello limpio y seco. Si es posible, coloca los apliques al otro día de lavarte y acondicionar tus rastas, las cuáles deberás secar con una toalla o bien con el aire ambiente, nunca con el secador de pelo.

Luego, trenza tres rastas juntas en una única trenza; si te animas lo puedes hacer con más (hasta seis). Continua haciendo trenzas con una rasta más de cada lado, hasta que todas estén dentro de esa gran trenza. Sujeta los extremos con una bandita de goma o colita para el cabello. Si hiciste la trenza cuando el pelo todavía estaba húmedo, lo mejor es que dejes que se sequen bien antes de proseguir.

Lo que resta es destrenzar el cabello, aplicar crema hidratante en el cuero cabelludo y en las rastas. Por último, coloca los apliques que deseas en el lugar que más te guste. Si no puedes tu sólo, no dudes en pedir ayuda. Estos elementos pueden ser de piedra, metal, madera, plástico, hilo, cuero o lo que se te ocurra. Tu imaginación y habilidad serán las encargadas de que el peinado quede realmente hermoso. Puedes aprovechar para combinar con la ropa o el calzado que usas a diario.

No olvides que si los apliques te molestan o hacen que las rastas se enreden, es mejor quitarlas a tiempo.

Gracias por leer Cómo colocar apliques en las rastas, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días. Solo tienes que hacer click aquí.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social