Cómo cocinar pastas

Trucos para cocinar pastas

Pocas comidas hablan de costumbre y familia como las pastas. El aluvión de inmigrantes italianos a nuestras tierras americanas fue el escenario perfecto para que esta tradición se asentara por generaciones, presente hoy como lo fue entonces. Si quieres aprender a cocinar pastas fácilmente y a la perfección, no te pierdas estos consejos.

Lo que hay que saber antes de cocinar las pastas

Las pastas deben estar frescas: Consérvalas en la nevera hasta el momento de añadirlas al agua hirviendo. Si se trata de pastas caseras, debes amasarlas, estirarlas, cortarlas, espolvorearlas con suficiente harina, y luego dejarlas secar, para que al momento de cocinar estén incluso quebradizas.

Si no cuentas con suficiente espacio, puedes espolvorear con harina y llevar a la nevera sobre papel blanco. Lo importante es no hervirlas a temperatura de ambiente o cálidas, para que se cocinen de forma pareja y conserven mejor su forma.

La olla y el agua de cocción: La olla debe ser lo suficientemente espaciosa como para cocinar las pastas sin que se encimen entre sí. Su altura puede variar, pues diez centímetros de agua bastan para la mayoría de estas masas. Lo que sí es imprescindible es que se trate de una olla amplia, de fondo grueso, que asegure una temperatura constante en el agua.

Se calcula un litro de agua por cada 100 gramos de pasta. El líquido debe agregarse en frío y calentarse hasta el punto de hervor, sin otro agregado que la sal, la cual se calcula en 10 gramos (una cucharadita) por cada litro

Cómo cocinar las pastas

Para cocinar las pastas de manera pareja, el agua debe estar hirviendo. Viértelas separadas entre sí, agregando a la olla en forma de lluvia desde baja altura. Deja el recipiente destapado o semi tapado durante la cocción.

Cocina a fuego medio hasta que notes que las pastas han cambiado su color, tomando un blancuzco o amarillento parejo en toda su superficie.

Una vez lista, apaga el fuego y coloca la tapa por uno a dos minutos, para condensar el vapor y lograr pastas al dente. Luego, vierte en un colador amplio, y agrega mantequilla o aceite mientras aún se escurren. Remueve con cuidado y lleva a la fuente para servir, agregando la salsa por encima. Recuerda que la verdadera pasta absorbe la salsa, y no queda en un mar de ella, por lo tanto, agrega sólo un poco y que luego cada comensal se sirva al gusto en la mesa.

Cómo saber si las pastas están cocidas

Un truco para saber si las pastas están cocidas es tomar un fideo, tallarín o similar y lanzarlo contra los azulejos de la cocina: si se queda adherido, estará a punto. Para pastas de otras formas, basta con tomar una unidad y probarla.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo cocinar pastas, te sugerimos que visites nuestra sección Pastas y Masas.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social