Cómo Cocinar Huevos

Cómo comprar y conservar huevos

La cocción de los huevos pareciera no tener secretos, pero vaya si los tiene. Hay muchas técnicas que podemos poner en práctica para cocinar y preparar los huevos para que queden siempre perfectos, desde su selección y compra, hasta su presentación en el plato.

  • Un consejo importante es que los huevos deben ser comprados siempre frescos. Si hay una granja cerca de tu casa, aprovéchala. Sino, aprende a reconocer los huevos frescos. Estos deben tener la cáscara endurecida, áspera, de formas prolijas y opaca. Si ves que la cáscara está brillante y suave al tacto, en particular en los huevos de color, significa que no se trata de un producto fresco.
  • Si ya lo has comprado y no sabes cuánto tiempo los has mantenido en casa, puedes saber si están frescos con técnicas sencillas. Sumerge el huevo en el agua con sal gruesa: si se hunde, es fresco, si queda en medio de la capacidad de agua, está a punto de desaprovecharse, y si queda flotando en la superficie, el huevo está en mal estado.
  • Otro dato importante es que el huevo fresco no hace ruido al agitarlo: compruébalo agitándolo suavemente cerca de tu oído. No deberías escuchar ruido alguno.
  • Mantén los huevos en la nevera, pero déjalos en la mesada unas dos a tres horas antes de usarlos en alguna receta: los huevos, al momento de la preparación, deben estar a temperatura de ambiente. Si en tu casa se consume mucho huevo, puedes directamente dejarlo fuera de la heladera.

Diferentes formas de cocinar un huevo

  • Los huevos duros requieren de una cocción con dos tazas de agua por huevo y un chorro de vinagre. Cuando el agua comienza a hervir, debes dejarlos cocinar por 10 minutos, destapados y a fuego moderado. Pasado este tiempo, déjalo bajo el agua fría. Esto ayudará a pelar con mayor facilidad.
  • Para lograr huevos cremosos, no dejar que el agua hierva, pero cocínelos también por 10 minutos. Hay quienes prefieren dejar hervir el agua y apagar el fuego mientras se coloca el huevo, dejándolo cocinar con el calor residual del agua, por 8 minutos.
  • Si tienes un huevo dentro de la heladera y no sabes si es crudo o duro, hazlo girar sobre la mesa. Si el huevo gira como un trompo, entonces está cocido. Si se mueve balanceándose y no gira, el huevo está crudo.
  • Para hacer huevos mollet debes sumergirlos por 5 minutos en agua hirviendo. Los retiras, y rápidamente los pasas por agua fría, para detener la cocción. Se trata de huevos blandos, que deben ser pelados con cuidado. Su yema resultará cremosa y deliciosa.
  • Para cocinar huevos poche, en cambio, se cocinan sin cáscara. Se casca el huevo en un cucharón y se lo coloca, con cuidado, dentro de un recipiente con agua caliente y vinagre. Para facilitar la cocción, se hace un remolino de agua con una cuchara, para que el huevo quede atrapado allí. Se cocinan hasta que la clara se vea blanca y prolija, y se retiran con la ayuda de una espátula.
  • Para preparar huevos moldeados hay que cocinarlos en moldes individuales, como mini flaneras, recipientes de huevos quimbo u otros similares. Se enmanteca el molde y se casca el huevo dentro. Se cocinan a baño María por unos 7 minutos, hasta que la clara se note blanca y bien cocida.
GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Video sugerido

Cómo evitar que se rompa la yema del huevo frito. Cocinar un huevo frito no suele presentar dificultades, pero a la hora de retirar de la sartén la yema puede romperse. Con este truco podrás evitarlo.

Gracias por leer Cómo Cocinar Huevos, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días. Solo tienes que hacer click aquí.

Esta nota te fue útil?
7 valoraciones.
El 86% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social