Cómo cocinar con menos grasas

Cocinar más sano con menos aceite y grasa

Cocinar con menos aceites y grasas no tiene por qué ser sinónimo de cocinar sin sabor. Con algunos trucos sencillos podemos lograr platos más saludables, con menores concentraciones de grasas, que nos permitan cuidar la silueta y cuidar también nuestro cuerpo, con todo el sabor y el goce de los platos más saludables.

Ante todo, un concepto básico: cualquier plato y cualquier receta pueden ser elaborados con menos calorías y grasas. A partir de esta noción, podremos dedicarnos a la tarea de innovar saludablemente. Podemos, por ejemplo, sustituir las materias grasas de cocción por otras más livianas, o cambiar por ingredientes más sanos.

Las técnicas de cocción también determinarán el tenor graso de nuestros alimentos, por lo que podemos ponerlas en práctica de maneras ingeniosas. Tan sólo debemos minimizar el contenido de grasas, aceites y azúcares, utilizar poca sal y elevar la cantidad de fibras y de vegetales en nuestros platos, y ya habremos dado el primer paso hacia una cocina más saludable.

Cómo cocinar con menos aceite

  • Para reducir la cantidad de grasas y aceites, basta con ser eficientes en el uso. En lugar de crear un colchón de aceites, podemos utilizar el rocío vegetal, o bien humectar la bandeja de cocción con aceite vegetal esparcido con una servilleta de papel.
  • Podemos utilizar aceites de mezcla o aceites procesados bajos en calorías (o "light"), así como mayonesas y otros.
  • También esta la opción de cambiar la manteca por la margarina en nuestras preparaciones.
  • La fritura es una técnica que podemos utilizar sólo para darnos el gusto una vez cada tanto, intentando dejarla de lado para la cocina diaria. En cambio de inundar con aceite el recipiente, podemos usar una buena sartén de teflón para hacer una fritura saludable, utilizando apenas un poco de rocío vegetal para ello.

Simples consejos para cocinar más liviano

  • Una manera de hacer alimentos más livianos es evitando el uso de las yemas de huevos. En lugar de un huevo entero, se puede usar dos claras para una preparación más liviana.
  • También se puede reemplazar la crema de leche por yogur natural descremado, u optar por la sal con bajo contenido de sodio para las preparaciones.
  • Si usamos leche para cocinar, es conveniente elegir la que sea parcial o totalmente descremada, en lugar de la entera que posee más tenor graso.
  • El edulcorante en polvo y líquido sirven perfectamente para reemplazar al azúcar en las preparaciones. Hay quienes dicen que el edulcorante deja un sabor amargo en la repostería, si es tu caso, acompañalo de especias como la canela y la vainilla para corregirlo.
  • En las harinas, elige la de trigo, de salvado o la avena, para lograr preparaciones más sanas y sabrosas.
  • Por último, no olvides las frutas y vegetales. Cuando prepares la comida minimiza las porciones de carnes, y duplica la ración de ensaladas y guarniciones. Estas tienen altos contenidos de fibras, son muy nutritivas, ayudan a tener una digestión más placentera y aumentan la sensación de saciedad, por lo que podremos sentirnos bien alimentados sin consumir grasas de más.
GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo cocinar con menos grasas, te sugerimos que visites nuestra sección Dietas – Nutrición.

Esta nota te fue útil?
3 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social