Cómo cobrar el dinero prestado

Como pedir la devolución del dinero prestado

Cuando nuestras finanzas andan sobre ruedas y aparece un amigo en problemas, no tenemos inconveniente en prestarle algo de dinero. La generosidad y la solidaridad son condimentos de la buena vida, dan una mano a quien la necesita, y también nos hace sentir bien con nosotros mismos.

Pero cuando las finanzas se ponen algo tensas y necesitamos cobrar ese dinero prestado, nos sentimos en una embarazosa e incómoda situación. Si necesitas pedir de regreso lo prestado y no sabes cómo hacerlo, aquí tenemos algunas recomendaciones para darte.

Pide el dinero que prestaste con diálogo

No tengas vergüenza en pedir lo que te corresponde. Así como no tienes dificultad en corregir al cajero en una tienda cuando te da mal el vuelto. Cuando tu amigo (o quien fuera) necesitó el dinero, no tuvo reparos en pedírtelo. De igual manera, tú no debes tener miedo en ir a pedírselo de regreso.

Llámale o escríbele, y dile que quisieras reunirte a dialogar, para que esté prevenido de la situación. Al encontrarte (o al hablarle, directamente) dile que necesitas recolectar el dinero que le habías prestado. No hace falta que le des explicaciones, pero si se trata de un amigo o familiar y te sientes en tal plan, dile que tienes tal o cual proyecto, o que tus finanzas están algo debilitadas.

No pidas disculpas por hacerlo, pero sí mantén el respeto y la cordialidad. Tu amigo no tendrá la suma en el bolsillo, y quizás te pida algunos días para reunirla y devolvértela. Se amable, y permítele esos días para recibir el monto. Después de todo, cada quien cuida y ordena sus finanzas, y no solemos tener el dinero allí listo en cualquier momento.

¿Qué hacer si ponen contras para devolverte el dinero?

Si tu amigo te dice que no tiene tal suma, o pone excusas para la devolución, entonces la situación toma otro sabor. Dile, respetuosamente, que cuando él necesitó el dinero tú hiciste lo posible por reunirlo. De igual manera, ahora eres tú quien lo necesita… pero dale a entender también que no se trata de un préstamo, sino de una devolución. Son dos situaciones muy diferentes, pues la primera –la que él hizo contigo- es un favor, mientras que la segunda es lo justo y responsable.

Si la persona te dice que no podrá conseguir tal suma, entonces sugiérele alternativas. Un crédito, un préstamo, o que pida prestado a otro amigo o familiar. Ponte firme aunque con respeto, y recuérdale que tú también trabajas y necesitas tu dinero. Si le das algunas alternativas, también le estarás dando a saber que entiendes su situación, pero que sigues en tu propósito de recuperar lo que es tuyo.

Luego, se paciente con la situación. Si tu amigo se encuentra en serias dificultades económicas, saber que te debe dinero podría llevar a malas situaciones anímicas, incluso se puede arruinar amistades por ello. Siempre se recomienda “no prestarle dinero a amigos o familiares”, y es justamente por tal motivo. Por eso, se paciente y generoso, comprende la situación, y dale el tiempo que sea adecuado para devolverte el dinero, sin poner en medio la amistad.
GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo cobrar el dinero que has prestado a un amigo o familiar, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social