Claves para sentirse joven

Recetas para mantenerse joven

"La edad es sólo un número", se dice a voces en nuestras culturas. Y es bastante cercano a la verdad: si bien cumplimos años de acuerdo al calendario, la edad es sólo un número que no define cómo nos sentimos y cuánta es nuestra vitalidad.

Puedes pensar la edad desde dos ángulos bien diferentes. Por un lado está el número, los años que han transcurrido desde el día de tu nacimiento y que nos suelen enmarcar en responsabilidades sociales.

Por otro lado está la edad "emocional". Esta es la manera en la que te sientes. Desconocer su importancia es lo que conduce directamente a las crisis de mediana edad, a la angustia de cumplir los 40, a la depresión de cumplir 50, y a la resignación de los 60.

Hay ocasiones, además del número, que propician cambios en la mentalidad. Por ejemplo, el día que te conviertes en abuelo puede que te sientas casi obligado a sentirte viejo. Lo mismo sucede cuando llega el día de tu retiro o de tu jubilación, o cuando ya no puedes renovar tu licencia de conducir salvo con un examen médico previo. Pero estas son predisposiciones culturalmente impuestas, y no definen en lo absoluto el cómo debemos sentirnos ni cuáles deben ser nuestros niveles de energía.

Un ejemplo claro de ello, y también una herramienta para mantenerse joven, es la capacidad de divertirnos y de asombrarnos. Jugar con tus amigos no necesariamente se debe traducir como una tarde jugando al rummy con otras personas de tu edad. Si así lo sientes, ve al cine, al teatro, a ver espectáculos callejeros e incluso a andar en bicicleta o en patines. Haz lo que te pida el cuerpo y lo que acompañe tu energía, y no sólo lo que sea "apropiado para tu edad".

La pareja y la edad

Algo bastante habitual que suele impedir el mantenerse joven es la pareja, que puede empujarnos hacia arriba o arrastrarnos hacia abajo. Cuando un miembro se ha declarado mayor, por lo general no quiere hacer cosas divertidas y prefiere (o se obliga a) hacer cosas "de su edad", el otro termina por dejar de lado sus ganas y su vitalidad, quedándose en casa.

Si tu pareja no siente hacer las cosas que a ti te mantienen joven, sal y hazlas por ti mismo. Invítalo/a, pero si no quiere hacerlas, hazlas tú igual. En pocos días, cuando note tu nueva vitalidad y tu felicidad, seguramente se animará a acompañarte, o quizás a buscar aquellas cosas que le hagan bien.

Finalmente, no dejes nunca de lado esas cosas que son "de jóvenes". Los besos, la sexualidad frecuente, los regalos, las atenciones, caminar tomados de las manos, compartir una copa de helado y todo eso que te hace sentir de maravillas, y te mantiene joven en la mente... y esa es la única edad que en verdad importa.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Claves para sentirse joven, te sugerimos que visites nuestra sección Calidad de Vida / Autoayuda.

Esta nota te fue útil?
12 valoraciones.
El 67% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social