Claves para Diseñar una Oficina

Consejos para el Diseño de Oficinas

Antes de diseñar una oficina debes saber que la forma en que estén distribuidos los espacios, y el color que emplees, tiene influencia en las personas que pasarán varias horas trabajando en el lugar. Ciertos estudios indican que el uso del diseño de interiores puede mejorar o perjudicar la creatividad de los empleados, ya que los ambientes tienen efectos poderosos en cada uno de nosotros.

Las investigaciones en el área de la neurociencia y la ciencia del comportamiento están cada vez más convencidos que podemos cambiar nuestra forma de trabajar o de sentirnos según el diseño que elijamos para nuestra oficina. Si usamos aquellos elementos positivos, seremos más productivos.

Esto quiere decir que estar en un ambiente bien iluminado, con muebles de color claro y plantas naturales, por ejemplo, puede motivar a los empleados a que trabajen mejor en equipo, o que se sientan de buen humor para atravesar cada jornada.

Tips para diseñar una oficina. La influencia del diseño de oficinas sobre los trabajadores.

© Depositphotos.com/monkeybusiness

Imagen 1. Al diseñar una oficina puedes definir si los empleados podrán interactuar o no, de acuerdo a cómo distribuyes los espacios.

No hay que olvidar que las empresas que tienen grandes ventanales o espacios al aire libre son las más exitosas. Eso debemos tenerlo en cuenta al momento de diseñar una oficina. Podemos sacar provecho de la arquitectura y el diseño, y aplicarlo en nuestro negocio.

Claves para diseñar una oficina

Basándonos en los estudios realizados en diferentes universidades y centros científicos, te ofrecemos algunas claves para diseñar una oficina:

Distribución de los espacios

La altura del techo es muy importante; cuando son más altos promueven el mejor desempeño de los que se encuentran en esa habitación, en el caso de que se trabaje en proyectos del tipo conceptual. Los techos bajos sirven en personas que necesitan un pensamiento más matemático o financiero. Otra teoría indica que los techos altos motivan el trabajo expansivo, y los bajos sirven para incentivar la concentración.

También la distancia entre escritorios tiene una gran influencia.Algunas oficinas pequeñas optan por colocar una gran mesa donde varios empleados se disponen (de ambos lados del gran escritorio), otros eligen escritorios por separado y hasta hay empresas donde cada uno tiene un cubículo especial. La relación entre la distancia de los puestos de trabajo y la interacción entre el personal es muy estrecha.

La idea es muy sencilla: cuanto más tengas que moverte o caminar hasta el asiento de una persona, menos será la interacción que tengas con ella. ¿Cuánto es mucho o poco?. A una distancia de 24 metros es probable que no entables conversación en todo el día. Esto puede ser algo favorable o no, según el tipo de trabajo que tengas. Si necesitas que cada empleado esté concentrado en sus tareas, ponlos lejos entre si. Si precisas que interactúen, trabajen en equipo o se ayuden, ubícalos más cerca.

El simple hecho de ver a un colega mientras trabaja aumenta las chances de interacción. Hasta los vistazos más simples pueden ser una manera de comunicarse con el otro, entonces, es preciso determinar cómo el diseño de la oficina o del espacio puede incidir en la interacción entre los empleados.

La influencia de la naturaleza en el diseño de oficina

Como hemos indicado antes, es necesario que las personas tengan aunque sea un mínimo contacto con lo natural, sobre todo cuando se trabaja en una oficina en el centro de una ciudad. Existe una hipótesis llamada biofilia que indica la existencia instintiva de los seres humanos con los demás seres vivos, como pueden ser las plantas o las flores.

Los estudios demuestran que tener contacto visual con algo “natural” tiene un impacto cognitivo positivo. No sólo colocar macetas frente al escritorio de los trabajadores, sino también que tengan vistas al cielo, a un parque, etc. A su vez, ofrecerles la posibilidad de que de vez en cuando salgan a tomar aire (por ejemplo, en una terraza o parque interno) reduce los niveles de estrés, agresividad y mal humor, y aumenta el desempeño y la cordialidad entre compañeros.

Otra de las claves para diseñar una oficina es ofrecer un espacio con mucha luz. ¿Natural o artificial? En lo posible que provenga del sol. Por ello, los grandes ventanales y las paredes pintadas de blanco son imprescindibles. La luz cálida, según los estudios, disminuye los niveles de estrés y aumenta el desempeño cognitivo. En el caso de que la oficina no tenga luz natural, sería bueno instalar un buen sistema de iluminación con lámparas bajo consumo.

Reducción del ruido

Sin dudas es de las cosas que más afecta a los trabajadores en relación a la productividad y creatividad. Al momento de diseñar una oficina, sería bueno colocar vidrios dobles para evitar que el sonido ambiente (bocinas, máquinas, etc.) puedan incidir en el trabajo cotidiano.

Existe una línea muy delgada entre la concentración y la distracción. Entre los causantes de pausas en la actividad o no poder focalizarse, los ruidos ocupan un espacio “privilegiado”. Y no sólo en relación a los ruidos externos, sino también internos. Algún trabajo ocasional de reparación, una máquina que no funciona como corresponde, los gritos, etc. pueden dispersar al personal. También puedes optar por poner música funcional de fondo (a bajo volumen) para mejorar la concentración.

Gracias a estos consejos podrás diseñar una oficina para que, además de verse bonita, sea beneficiosa para los empleados.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Claves para Diseñar una Oficina, te sugerimos que visites nuestra sección Oficinas y locales comerciales.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social