Causas y Tratamiento de la Keratosis

La keratina y su relación con la "piel de gallina"

¿Qué? ¿La keratina tiene algo que ver con la piel de gallina? Pues sí, de hecho es la gran responsable de su aparición.

La keratina, una proteína que se produce naturalmente en el organismo y que también puede incorporarse con alimentos y productos, puede acumularse indebidamente en el cuerpo y dar lugar a la llamada "piel de gallina". Esta condición, que recibe el nombre de "keratosis" (o "queratosis") puede también hacer notar en nuestra piel pequeñas ronchas o imperfecciones con la apariencia de un acné leve, mayormente en los hombros, muslos, espalda y las posaderas.

A menudo, se suele confundir a la queratosis como un caso de acné, incluso una leve alergia. Es que su aspecto es bastante similar: se trata de la piel algo áspera, con pequeños puntos o protuberancias, que pueden ser blancos, rojos o rosáceos, ya sea en zonas específicas o abarcando la totalidad de la zona.

Entre las variantes, la keratosis pilaris es una de las más comunes, y se produce cuando la proteína llamada keratina se acumula en torno a los folículos pilosos, causando un abultamiento y tapando los poros.

¿Quiénes pueden padecer queratosis?

Aunque la queratosis puede presentarse en cualquier momento y etapa de la vida, en hombres y en mujeres por igual, es más común entre los adolescentes. También los bebés (durante el primer año) y los ancianos son susceptibles a padecerla, aunque suele desaparecer por su cuenta ante cambios hormonales propios de cada edad.

¿La keratosis es peligrosa?

La keratosis es una condición más molesta que seria, pues no representa un riesgo para la salud. Sin embargo, puede ser un trastorno para quien la sufre, pues la piel se ve poco estética y es una textura muy notoria al tacto. En algunos casos, puede también causar una leve comezón o una molestia, en una sensación como de sequedad de la piel.

Causas y tratamiento de la keratosis

La keratosis es, mayormente, una condición genética heredada. La realidad es que no se trata de una enfermedad ni de un trastorno serio, pero sí es una condición que carece de "cura", en el sentido convencional de la palabra. En la mayoría de los casos, la keratosis desaparece por sí misma (en particular cuando se presentan cambios hormonales o cuando se termina la pubertad), aunque hay muchos tratamientos médicos, estéticos y caseros que puedes implementar para aliviarla y dejar que sea casi imperceptible en la piel, hasta que desaparezca sola.

Se dice que hay alimentos que agravan la condición, como la leche y los lácteos, aunque esto es un gran mito. No hay alimentos que agraven la keratosis, pero sí el aumento de keratina en el cuerpo puede no ser precisamente lo que buscas. Por otro lado, la sequedad del ambiente, el exceso de calor y otras condiciones climáticas también pueden ser contraproducentes a la hora de intentar aliviar esta condición, así como una falta de higiene y exfoliación de la piel puede contribuir al taponamiento de los poros, agravando los síntomas de la keratosis.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Causas y Tratamiento de la Keratosis, te sugerimos que visites nuestra sección Cuidado de la Piel y el Cuerpo.

Esta nota te fue útil?
70 valoraciones.
El 76% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social