3 ejemplos de que lo barato sale caro

Casi siempre, lo barato sale caro

Seguramente alguna vez oíste esa frase popular de que “lo barato sale caro”. Pues en muchos casos, esta es la realidad. Obviando las ofertas y las promociones de las tiendas, cuando priorizamos el ahorro de una manera irracional (esto es, sin analizar la calidad del producto o del servicio) podemos terminar con gastos anexos. Todo lo ahorrado se verá desperdiciado, y deberemos incurrir en incluso mayores gastos de reparación, refacción, o anexos.

Por ello, las compras e inversiones que realicemos deben ser a conciencia, con análisis suficiente que nos permita determinar que lo que estamos obteniendo sea algo de buena calidad, con garantías, con servicios anexos.

Veamos algunos ejemplos de cuando lo barato sale caro, para evitar cometer estos errores en nuestras compras.

Vestimenta y calzado a buen precio

A veces, sin razón aparente, damos con una prenda de vestir de segundas marcas, o con algunos calzados a precios increíbles. Detente allí mismo, y piensa en lo que estás a punto de comprar.

Las prendas de vestir confeccionadas con materiales de baja calidad son menos costosas, pero también son menos seguras. No sólo corres el peligro de que se deterioren rápidamente en el lavado o con el uso, sino que además las costuras mal realizadas pueden causarte alergias y molestias.

El calzado, por su parte, podría perjudicar tus pies, causándote molestias, ampollas y callos. Además del gasto extra de tener que reponerlos.

Muebles y colchones baratos

Los muebles y colchones de segunda mano, usados, pueden ser una verdadera ganga, al igual que los adquiridos de segundas marcas o en precios promocionales. Sin embargo, recuerda que los productos de mala calidad pueden deteriorarse, perder estabilidad y no sólo causarte molestias, sino gastos de reparación.

Los colchones de mala calidad, por su parte, puede causar dolores y problemas óseos, articulares o musculares, que sólo te causarían molestias y mayores gastos en kinesiólogos, médicos y masajes para restablecer tu bienestar y la buena circulación arterial.

Electrodomésticos baratos

Los electrodomésticos de precios exageradamente bajos pueden deberse a una pobre tecnología de fabricación o de armado. Ten en cuenta que los electros mal fabricados se deteriorarán en poco tiempo, obligándote a gastos de reparación e incluso a la nueva compra de otros más costosos, pero también más duraderos.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Casos en los que no conviene comprar barato, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social