Cómo cambiar el empapelado

Cambiar el empapelado

Con la incipiente llegada de la primavera, comenzamos a notar los cambios que se hacen necesarios en el hogar. El encierro de la época fría, la calefacción del hogar, y el mayor tiempo que pasamos dentro de la casa, a menudo hacen deslucir el empapelado que alguna vez vimos reluciente. Pero, claro está, la economía reinante hace un tanto difícil poder disponer de los recursos necesarios para contratar a un empapelador profesional. Por suerte, podemos aprender a cambiar el papel de las paredes de nuestros ambientes, ahorrando dinero y logrando un nuevo decorado en pocas horas, divirtiéndonos en la tarea.

Pasos para cambiar el empapelado

Preparar la pared.Lo primero que debemos hacer es acondicionar la pared a tratar. Si se trata de una pared pintada, necesitamos lijarla y dejarla limpia y lista para ser empapelada. Pero si, en cambio, la pared tiene un papel viejo, debemos retirarlo correctamente, ya que esto será fundamental para que el nuevo papel se adhiera correctamente.

Retirar el papel viejo. Comenzamos por reunir los elementos necesarios, y planificar la estrategia. Retiramos los muebles de la habitación, para trabajar tranquilos, y protegemos el piso, en especial si se trata de una habitación alfombrada. Con un cutter o trincheta bien afilada, o bien con la espátula, hacemos varios tajos a lo largo del papel, para poder retirarlo en pequeños trozos. Se debe procurar no arruinar la pared. Luego tomamos una esponja humedecida, preferentemente en agua caliente, y vamos humedeciendo el papel. Claro, si consiguiéramos alquilarlo, podríamos utilizar un vaporizador: este aparato emite un chorro de vapor de agua que ablanda el papel, y lo despega.

Ya humedecido el papel, comenzamos a retirarlo con la ayuda de la espátula y de nuestras manos, protegidas con guantes. Si estamos utilizando la esponja, iremos humedeciendo el papel cada tanto para facilitar la tarea. Ya retirado el papel viejo, lijamos y limpiamos la superficie, y la dejamos secar completamente, mientras preparamos el nuevo papel a colocar.

Preparar el nuevo papel. Necesitamos disponer de una mesa o tablón, sobre el que colocaremos las tiras de papel boca abajo, bien estiradas. Colocamos una capa generosa (aunque no abundante) de pegamento de empapelar sobre todo el dorso de la tira de papel, procurando que quede humedecida en su totalidad. Luego, doblamos el papel para trasladarlo más sencillamente, y nos subimos a la escalera o taburete que nos sea de utilidad, comenzando a adherir el papel desde el techo, y desde una esquina de la habitación.

Pegar el nuevo empapelado. Al adherirlo, dejamos un pequeño sobrante hacia el techo, el que luego retiraremos con la ayuda de un cutter. Vamos adhiriendo el papel a la pared, siempre corroborando que esté bien derechito, y vamos eliminando las burbujas de aire, friccionando suavemente una espátula de goma o un cepillo suave desde el centro hacia afuera, desde arriba hacia abajo, empujándolas hacia el exterior.

Secado y sellado. Con cuidado, colocamos todas las tiras de papel. Al finalizar, tan sólo dejamos secar y damos una mano de sellador fijador para preservar el papel y ¡listo! Una habitación nueva, en cuestión de pocas horas.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo cambiar el empapelado, te sugerimos que visites nuestra sección Decoración.

Esta nota te fue útil?
7 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social