Cómo calmar el dolor de muelas

Remedios caseros para calmar el dolor de muelas

Vaya molestia si las hay: Ya sea que has dado una mala mordida, recibido un golpe o por la causa que fuere, el dolor de muelas puede ser en verdad incapacitante. Por fortuna, tenemos una buena cantidad de remedios caseros y populares para probar, e intentar así eliminar semejante piedra en tu zapato.

Causas y prevención del dolor de muelas

Dos de las más habituales causas del dolor de muelas son la falta de una adecuada higiene bucal, y una alimentación poco nutritiva, en particular en lo que respecta a vitaminas. Por eso, asegúrate de llevar una dieta equilibrada y completa, con buen surtido de frutas y vegetales frescos, y de higienizar tus dientes luego de cada comida, ya sean las principales o las meriendas y colaciones.

Si no estás en casa y no puedes cepillar tus dientes, haz enjuagues bucales, come una goma de mascar sin azúcar o una deliciosa manzana, para quitar los restos de comida y refrescar el aliento.

Remedios populares para calmar el dolor de muelas

La patata es genial por sus poderes anti-inflamatorios y cicatrizantes. Cuando te duela la muela, aplica sobre tu mejilla una cataplasma preparada con una patata rallada con todo y su cáscara (aunque cruda) sobre un lienzo de algodón limpio. Si el dolor no cede, prueba con colocar un poco de esa ralladura, fresca y con sus jugos, entre la muela adolorida y la parte interior de tu mejilla, para que tome contacto con la zona. Cuanto más fría esté, mucho mejor.

Dado que el frío es de gran ayuda para desinflamar y calmar la molestia, aplica sobre tu mejilla una bolsa de hielo cubierta con un paño de algodón, o coloca directamente sobre la muela y su encía un trozo de tomate, pepino, o incluso un hielo pequeño.

El clavo de olor es otro de los milagros naturales en estos casos. Ante inflamaciones de encías, el clavo aporta alivio y desinflama la zona adolorida. Muele y aplica, o bien frota con esencia de clavo de olor para eliminar la molestia.

Recetas extremas para calmar el dolor de muelas

El ajo es un poderoso antibiótico y anti-bacteriano. Pela y corta por la mitad un diente fresco de ajo, y aplícalo con la parte interior en contacto directo con tu muela adolorida, para frenar la mala acción de las caries y reducir la inflamación.

Si tienes una molestia que en verdad no te deja siquiera llegar a salvo hasta el consultorio del odontólogo, prueba con hacer un buche de agua tibia salada. Esto hará un suave efecto abrasivo en la zona, facilitando la eliminación del pus y liberando la presión que provoca el dolor. Luego, asegúrate de visitar al profesional médico: la presencia de pus indica una infección que debe ser tratada cuanto antes.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo calmar el dolor de muelas, te sugerimos que visites nuestra sección Medicinas alternativas.

Esta nota te fue útil?
2 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social