Cómo calmar el dolor de cuello

Masajes y remedios para calmar el dolor de cuello

En estos tiempos donde usamos ordenadores y tenemos estrés acumulado, el dolor de cuello es uno de los más habituales. Y también se está convirtiendo rápidamente en un grave problema, pues no es sólo una tensión muscular, sino que resulta en una compresión de las arterias que priva a tu cerebro de la correcta irrigación sanguínea, poniéndote en riesgo.

Para aliviar el dolor de cuello te recomendamos algunas técnicas y remedios caseros que puedes aplicar en casa, en el trabajo y hasta en el bus mientras estás viajando.

Masajes para aliviar el dolor de cuello

Los masajes pueden ser una verdadera solución para calmar el dolor de cuello. Como medida preventiva, recibir masajes regularmente te ayudará a eliminar la tensión de cada día. Bastará con aplicar algo de calor en la zona y frotar suavemente con movimientos circulares, desde la base del cuello y el inicio de los hombros, hacia la base del cráneo. No debe haber dolor alguno, sino sensación de absoluto placer.

Hacer movimientos de relajación y flexibilidad es sencillo, y también genial para calmar las molestias y prevenir lesiones. Siéntate con buena postura en una silla con apoyo para los brazos y respaldar confortable. Cierra los ojos y respira profundamente, para relajar la mente y el cuerpo. Luego, abre los ojos y gira tu cabeza, lentamente, como si intentaras mirar hacia la derecha. La línea de la mirada debiera proyectarse desde el hombro y hacia el lado, inhalando mientras vas girando la cabeza, y exhalando mientras recuperas la posición inicial, con la mirada la frente.
Repite el procedimiento hacia la izquierda, y el trabajo completo será un total de cinco veces para cada lado.

Haz lo mismo llevando la pera hacia el pecho, regresando al punto inicial, y luego llevándola hacia atrás, abriendo un poco la boca para evitar molestias. Luego, puedes dibujar grandes círculos, lentamente y respirando profundo mientras los haces, hacia ambos lados. Estos movimientos recuperarán la buena circulación y ayudarán a relajar los músculos de tu cuello y espalda alta.

Remedios caseros para calmar el dolor de cuello

Puedes aplicar algunos remedios naturales a la hora de hacer masajes, como compresas calientes, o tónicos recuperadores.

Prepara un baño caliente con una infusión de cáscaras de naranja, hojas de lechuga y dos cucharadas de miel; incorpora esta infusión al agua de la tina y sumérgete allí para relajarte por completo.

Otra opción para calmar el dolor de cuello es hacer una cataplasma con una tela suave y limpia de algodón, a la que agregues unas 15 a 20 gotas de tintura de árnica. Frota suavemente tu cuello hacia ambos lados, para que el raspado suave produzca un poco de calor. Finaliza la sesión con frío desinflamante, colocando cubos partidos de hielo en una bolsa, y ésta dentro de una funda de almohada. Pósala sobre la base del cuello por 2 a 4 minutos para evitar quemaduras de frío.

En casos de inflamación en el cuello, lesiones, tortícolis o dolores profundos, desgrana una tableta de aspirina o de analgésico anti-inflamatorio reduciéndola a polvo, y mézclala con crema base hidratante. Aplica masajeando suavemente la zona, y deja actuar la aspirina sobre tu piel por no menos de una hora. Luego, podrás enjuagar en la ducha o con un paño suave húmedo en agua cálida.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo calmar el dolor de cuello, te sugerimos que visites nuestra sección Trastornos y malestares.

Esta nota te fue útil?
11 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social