Mantener cajas separadas, para lo laboral y lo personal

La importancia de tener caja personal y laboral separadas

Las cajas separadas en lo que respecta al dinero propio y al laboral son fundamentales. Puede ser lo que asegure tu bienestar cuando la economía laboral sufra contratiempos. También, mantener las finanzas separadas es el modo más certero de lograr el ahorro. Veamos, en esta nota, algunos ejemplos concretos.

Cajas separadas, la mejor opción financiera 

Supongamos que una persona posee su propio emprendimiento laboral, que contrata a personas independientes. Seguramente este dueño de empresa tendrá su dinero ordenado, tendrá una cuenta de ahorros personal, y una cuenta de dinero exclusivo en lo laboral, que es el que utilizará para pagar los sueldos, comprar insumos para su proyecto y demás.

Este es el modelo correcto. Mantener ambas cuentas conjuntas haría que, por ejemplo, cuando este dueño de empresa quiera tomar unas vacaciones o comprar un coche, tome dinero de su cuenta y, al final del mes, note que hay cierta escasez para pagar los sueldos del personal. Por otra parte, supongamos que las finanzas de la empresa han quedado descuidadas o ha quedado un contratiempo: esto sólo haría que el dueño de empresa no tenga su propio dinero para hacer sus compras y afrontar sus gastos.

¿Por qué mantener las cajas separadas?

Mantener las cajas separadas, para lo laboral y lo personal, es un modo de mantener las finanzas en orden. Así podrás analizarlas más fácilmente, en especial si eres quien se encarga de su manejo, anticiparte a los contratiempos, y tomar las medidas necesarias para asegurarte de tener suficiente dinero allí para sueldos y jornales, para compra de insumos y para tener una seguridad económica empresarial, sin que tu bienestar y el de tu familia corran riesgos.

De igual modo, mantener una caja personal te permite tener una seguridad financiera para tu familia en caso de que, por ejemplo, la economía del país sufra un contratiempo, que el mercado demarque problemas económicos para el rubro de tu empresa, o en cualquier circunstancia similar.

Las cajas se mantienen individualizadas. Ningún caso específico permite que se tome dinero de una caja para solventar un gasto de la otra, aunque se trate de un tema serio o de una emergencia. En este caso, se debe procurar obtener el dinero de otro sitio, así fuera de la cuenta de ahorros individual. Pero nunca la caja laboral debe solventar gastos personales, ni la caja personal encargarse de asuntos propios de la laboral.

Así, tu empresa y también tu familia contarán con su propio funcionamiento, asegurando su propia sustentabilidad y seguridad cuando la otra parte tenga algún contratiempo.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cajas separadas: ¿qué pasa cuando el dinero personal y laboral se entremezclan?, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social