Cómo broncearse en pocos minutos

Cómo broncearse en poco tiempo

La piel bronceada, pareja, dorada y brillante es un lujo que dejamos a quienes se pasan los días a bordo de sus yates o en la playa. Pero lo cierto es que tú también puedes tener ese bronceado con pocos minutos al día, aunque aún no tengas tus vacaciones. ¿Quieres saber cómo?

Cuidados de la piel al tomar sol

Aunque tengas la piel blanca o dorada, que esté protegida siempre será el detalle más importante. Una piel bronceada y enferma carece de toda gracia, ¿verdad? Así, recuerda protegerla a todo momento. Evita exponerte al sol en los horarios más agresivos (entre las 11 AM y las 4 PM), cuídala siempre aplicando productos de protección solar (cremas, geles, aerosoles con FPS superior a 20 a todo momento).

También mantén tu piel hidratada. Bebe agua y zumos de frutas naturales, y aplica cremas y productos hidratantes. Recuerda que el baño diario, en especial en los días de calor, es más que una cuestión de estética: es de salud. El baño con agua cálida y jabón nos ayuda a eliminar el sudor adherido a la piel y, con ello, nos ayuda a quitarnos las toxinas eliminadas.

Un bronceado en pocos minutos

Las células de la piel, en su capa más externa, tienen un ciclo de vida, como cualquier otra célula del cuerpo. El bronceado, por su parte, es un proceso acumulativo. Es decir, que si te expones pocos minutos pero todos los días, lograrás el bronceado que quieres sin necesidad de colocarte al sol durante toda una jornada. También lograrás un bronceado más parejo y duradero, pues no achicharrarás las células, acortando su ciclo de vida y ayudando a su eliminación (como cuando te despellejas o tu piel se enrojece).

Así, con diez a doce minutos diarios podrás lograr un bronceado parejo en cuestión de pocos días. Prepárate aplicando el producto de protección solar unos 20 a 30 minutos antes de tumbarte al sol. Recuerda que los modernos productos no impiden el bronceado como lo hacían las anteriores "pantallas" o bloqueadores solares. Los productos de ahora permiten el paso de los rayos ultravioleta beneficiales o neutrales hacia nuestra piel, y sólo impiden el paso de los rayos UV nocivos.

Una vez aplicada la crema, túmbate en la reposera o donde prefieras, y quédate con las extremidades extendidas, sin hacerte sombra, por cinco o seis minutos. Transcurrido este tiempo, voltéate y quédate extendido allí por cinco a seis minutos más. Luego levántate y salte del sol, dejando que tu piel se enfríe por su cuenta por unos 20 a 30 minutos. Bebe agua y aplica productos post solares o cremas hidratantes si lo prefieres.

Luego, toma una ducha para eliminar los residuos sobre la piel, y repite el procedimiento al día siguiente. En menos de una semana tendrás un bronceado adecuado, sin peligros y mucho más duradero. Puedes complementar con cremas autobronceantes (bronceado sin sol) luego de la ducha, por la noche, para repetir la ducha por la mañana, o también con productos como geles activadores del bronceado. Así, duplicarás tu bronceado sin duplicar la exposición al sol, cuidando de tu piel y logrando una apariencia inigualable.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo broncearse en pocos minutos, te sugerimos que visites nuestra sección Cuidado de la Piel y el Cuerpo.

Esta nota te fue útil?
11 valoraciones.
El 73% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social