Bocadillos y postres bajo en calorías

Ideas para disfrutar postres y bocadillos sin engordar

La hora de los bocadillos entre comidas es uno de los principales enemigos para quienes buscan bajar de peso. Alimentos industrializados llenos de calorías y grasas, harinas procesadas, azúcares refinados y un sinfín de colorantes y agregados químicos abundan en las góndolas del mercado, a tu alcance a bajos precios y con la practicidad de tenerlos siempre listos para consumir.
Pero si buscas hacer más esbelta tu figura, olvídate de estos entremeses y prefiere opciones más saludables.

Bocadillos bajos en calorías

Prueba deleitarte con pinchos ligth llenos de sabor, untando queso Philadelphia o blanco sobre una lonja gruesa de jamón cocido. Enrolla firmemente, corta en bocados de tamaño adecuado, y sujeta con un mondadientes. Si quieres dar algo de picor al preparado, sobre el queso coloca unas hojas lavadas de secas de rúcula o de berro.
Otra opción de pinchos saludables y bajos en calorías se hace cortando un tomate fresco y limpio en cubos grandes, sobre los que se coloca un poco de sal y un cubo de queso fresco, de Burgos u otro, de pasta semi blanda y de bajas calorías, montando luego en un mondadientes.

Para bocadillos crocantes y deliciosos, pela y corta en bastones unas hojas de apio blanco y dos zanahorias. Conserva en una bolsa de cierre hermético y en un lugar fresco hasta la hora de disfrutarlas. Si prefieres algo más consistente, corta en concassé un tomate pelado y espolvoréalo con sal y orégano seco picado, condimentado con unas gotas de vinagre de vino si así lo prefieres.

El yogurt es una opción ideal para bajar de peso sin pasar hambre. Lleva contigo un pote bajo en calorías, del sabor que prefieras, y complementa su sabor y textura con diferentes opciones cada día. Rodajas de plátano, cubos de piña, semillas de girasol u otras, cereales sin azúcar y frutas secas son buenos aliados para un saludable lácteo a la hora de la merienda.

Postres con bajas calorías

Cuando seguimos una dieta para bajar de peso, solemos olvidarnos de los postres. Pero esta no debe ser una decisión obligada, en especial para quienes disfrutan de un toque dulce luego de las comidas. Evitarás aumentar de peso si aprendes a elegir las mejores variantes de dulces, sin aportes extra de calorías ni azúcares.

El arroz preparado con leche desnatada y un trocito de piel de naranja o canela es una opción deliciosa y dulce, con sólo una cucharadita de azúcar por porción y con todo el sabor. También puedes disfrutar de helados, siempre que sean de agua (no de crema) o bien preparados con leche desnatada y baja en calorías.

Los batidos son buenas opciones saludables y llenas del dulce de las frutas. Coloca en el vaso de la licuadora melón, sandía, duraznos, bananas, naranjas, fresas y todas las frutas que quieras, bien lavadas y maduras. Agrega un poco de agua y hielo molido, y licua para convertirlas en una crema saludable y liviana. Si buscas opciones más llenadoras, prueba con batidos de manzanas verdes y aguacates, kiwis y bananas, incluso de albaricoques y melocotones sin azúcar agregado.

Para la hora del té, olvídate de los bizcochos llenos de cremas, azúcares y harinas procesadas. En cambio, prefiere un saludable bizcochuelo de zanahorias, siguiendo la receta de base pero adaptando los ingredientes con 50 gramos de zanahorias, 3 huevos, 200 gramos de azúcar moreno, 175 gramos de harina de trigo y sólo 50 gramos de harina de maíz, además de 100 gramos de mantequilla blanda, 3 huevos enteros, 1 sobre de levadura, canela, nueces molidas, y todos los sabores que quieras agregar.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Bocadillos y postres bajo en calorías, te sugerimos que visites nuestra sección Nutrición y Alimentación.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social