Beneficios de Dejar de Fumar

Beneficios de Dejar el Cigarro

Mucho hemos hablado sobre los nefastos golpes que el tabaco provoca a nuestra salud, pero  hoy queremos hablar desde el otro punto de vista, sobre los beneficios de dejar de fumar. Es que en general, los fumadores reciben miles de consejos sobre técnicas, comidas, bebidas, gadgets y tips para dejar el habito, cuando todo lo que necesitan para convencerse y dar el siguiente paso es saber qué es lo que sucede en su organismo (y en su aspecto físico) cuando al fin pueden abandonar el tabaco para siempre.

¿Qué ocurre en tu cuerpo cuando dejas de fumar?

Ni bien apagas ese cigarrillo que estás fumando ahora mismo, tu cuerpo entra de inmediato en una especie de estado de abstinencia (¡sí, sin esperas!). Pero en algunos minutos comenzará a regularse y a mejorar, lentamente, y siempre que no enciendas otro cigarrillo, pues los cambios positivos se pierden en el momento mismo en el que fumas nuevamente.

Lo que ocurre en tu cuerpo al dejar de fumar. Beneficios de abandonar el cigarro. Ventajas de dejar el hábito de fumar

© Depositphotos.com/costasz

Imagen 1. Dejar de fumar es saludable para tu organismo, para tu salud y hasta para tu vida social.

En sólo 20 minutos luego de dejar el cigarro, tu presión sanguínea se estabiliza (se reduce), tu pulso se hace más lento, y la temperatura de tus pies y manos aumentará como consecuencia. Este estado se mantendrá estable hasta alcanzadas las 8 horas, cuando el nivel de monóxido de carbono acumulado en tu sangre comenzará a disminuir, elevándose así la capacidad de oxigenación de tu sangre.

Ya a las 24 horas de haber fumado tu último cigarrillo, quedará un nivel muy bajo de monóxido de carbono en tu sangre. Con ello, disminuyes el riesgo de sufrir infartos.

Beneficios a largo plazo

Luego de esta desintoxicación inicial, tu cuerpo seguirá acomodándose y recuperando la salud durante muchos años. Otro de los beneficios es la nueva formación de terminaciones nerviosas, que sucede a partir de las 48 horas de dejar el cigarro. Esto te permitirá oler y saborear mucho más, entre otras ventajas.

A partir de los 15 días, la circulación sanguínea en tu cuerpo se fortalecerá, y también tus pulmones y su capacidad. Ya que hayas comenzado a eliminar las toxinas acumuladas en tus órganos, podrás respirar mejor y disminuirá la falta de aire, el silbido al respirar y la tos propia de los fumadores.

Hacia los 3 meses de vivir sin tabaco, notarás que casi no hay flema ni toxinas en tus pulmones. Podrás respirar mejor, ya que además de la ausencia de toxinas (las que respiras y las que se depositan en el cuerpo al estar en contacto con el humo) te ayudan a lucir una piel muchísimo más joven, tersa y más libre de arrugas.

A partir de entonces, y hasta los 9 a 10 meses, seguirás experimentando más beneficios. Ya ni recordarás la congestión nasal y la fatiga crónica. El riesgo a desarrollar enfermedades cardíacas y otras habrá disminuido enormemente, y ya hacia los 5 años, el riesgo de sufrir derrame cerebral y otros males cerebrales habrá disminuido al nivel que tenías antes de agarrar tu primer cigarro.

10 años después (¡recién entonces!) tu riesgo de desarrollar cáncer habrá vuelto al nivel inicial. Pero recuerda que podrás disfrutar de las ventajas de dejar de fumar si te mantienes bien encaminado en este sendero de la salud, pues el daño provocado por el cigarro nunca se recupera por completo y, lo que es peor, volverás pronto a tu estado anterior con tan sólo uno que vuelvas a fumar, comenzando desde cero tu recuperación y descartando todo el esfuerzo realizado hasta el momento.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Beneficios de Dejar de Fumar, te sugerimos que visites nuestra sección Enfermedades y prevención.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social