Cómo Barnizar Ladrillos

Cómo barnizar una pared de ladrillos

Los ladrillos tienen una belleza propia que resulta incomparable, pero podemos remozarlos con simples técnicas, como la pintura o el barnizado, dándoles un aspecto brillante y reluciente en sólo una tarde de trabajo. Hoy aprenderemos a barnizar ladrillos como profesionales, con pocos gastos y de la manera más eficaz.

Preparando los ladrillos antes de barnizar

Para que el acabado sea impecable debes trabajar sobre ladrillos limpios y secos. Usa un cepillo para la limpieza, pasándolo en el sentido de las líneas del ladrillo y sobre su superficie, de modo de retirar toda la suciedad atrapada que podría desprenderse y afear el barniz. Luego, lava con una manguera a presión y deja secar hasta el día siguiente. Procura trabajar en un día algo caluroso para un mejor secado, aunque no demasiado, y siempre al abrigo de la luz solar directa.

Para barnizar ladrillos podemos usar cualquier barniz, aunque tendremos un mejor acabado si usamos barnices específicos para estos elementos. Ello se debe a su porosidad, y a la protección y resistencia que el producto debe poseer debido a sus cualidades.

También asegúrate de contar con brochas adecuadas, de pelo corto, y con rodillos de no más de 7cm para poder barnizar los frentes de los ladrillos y las superficies de material sin dificultades. Es de gran utilidad contar con una bandeja para verter el barniz e ir tomándolo con la brocha, pues es una tarea que puede demorar, provocando que se seque el producto si vamos tomándolo directamente de la lata.

Cómo aplicar el barniz sobre los ladrillos

Si usas suficiente cantidad de barniz, puedes aplicar sólo una capa sobre los ladrillos limpios. Comienza desde la parte superior del muro, aplicando primero el barniz en las juntas de material y finalizando por la cara del ladrillo, de modo de recolectar las gotas que pudieran escurrir. Puedes aplicar a rodillo sobre el frente, y a pincel corto sobre el cemento o la mezcla adhesiva para un mejor acabado.

Ve aplicando por zonas más bien pequeñas, por seguridad y para corroborar el buen estado del trabajo. Si el clima acompaña, podrás remendar cualquier error sin problemas, aplicando barniz con pincel sobre las burbujas y detalles.

Una vez finalizado al barnizado de toda la pared, da unos pasos hacia atrás y examínala, para poder arreglar cualquier error. Luego, sólo debes dejar secar por unas cuantas horas, sin colocar elementos en el muro, y tus ladrillos quedarán más vistosos y protegidos con una apariencia sensacional.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Barnizar Ladrillos, te sugerimos que visites nuestra sección Reparaciones y Mantenimiento.

Esta nota te fue útil?
83 valoraciones.
El 94% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social