Cómo bañar al gato

El baño del gato

Si no acostumbramos a nuestro gato a bañarlo desde pequeño, esta tarea se puede complicar bastante. Sabemos también que el gato es un animal que dedica gran parte del día a asearse, por lo que solo es necesario bañarlo cuando está realmente sucio. En términos generales, un buen cepillado diario puede eliminar la suciedad del pelo y puede ser hasta mas beneficioso para nuestro animalito.

Consejos para bañar al gato

Igualmente, estas son algunas recomendaciones que debemos tener en cuenta si vamos a bañar a nuestro gato, sobre todo si es por primera vez:

  • Las vacunas deben estar al día
  • Disponer de tiempo, para poder disfrutar del momento.
  • Coloca una goma en la pileta o fregadero, para que no se resbale y se asuste.
  • Debemos usar solo champú específico para gatos, ábrelo antes de comenzar a bañar al gato, así no tendrás que luchar por sacar la tapa y hacer esperar al animal.
  • El lugar donde lo bañes debe estar templado y no tiene que tener corrientes de aire
  • El agua tiene que estar tibia.
  • Moja al gato poco a poco, primero con la mano o con la ayuda de alguna esponja o jarra de plástico, pero nunca debajo del chorro de agua.
  • Luego de mojar al gato, enjabonalo, deja actuar el champú unos minutos y enjuaga con abundante agua para eliminar todo rastro de jabón
  • Si no enjuagas bien, los restos de champú pueden provocar picazón y molestias en la piel de tu mascota.
  • Secalo lo mas posible con una o mas toallas y si el felino te permite, termina de hacerlo con un secador de pelo (a temperatura suave)
  • No lo dejes salir afuera hasta que no estés seguro de que ya está completamente seco. Luego, lo cepillalo un poco.

Antes y durante el baño no dejes de acariciar suavemente a tu gato, es conveniente crear un ambiente calmo y tranquilo. Sostenlo de manera firme, pero con cuidado de no hacerle daño, ya que se asustará y no querrá ser bañado nuevamente.

Como los gatos son muy sensibles a los ruidos, es conveniente que abras la canilla un rato antes de comenzar a bañarlo para que se vaya acostumbrando. Igualmente, no enciendas el secador de pelo cuando lo vayas a secar, hazlo un momento antes, así se irá habituando al sonido. Si no se deja secar, trata de sacar la mayor cantidad de humedad posible con las toallas y deja que se termine de secar solo en una habitación caliente.

Gracias por leer Cómo bañar al gato, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días. Solo tienes que hacer click aquí.

Esta nota te fue útil?
35 valoraciones.
El 91% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social