Cómo bañar a nuestra mascota sin mojarla

Cuando no podemos llevar a cabo el baño de nuestra mascota, podemos recurrir al lavado en seco, es decir, sin necesidad de mojarla.

Cómo bañar a nuestra mascota sin mojarla

Bañar a nuestra mascota en seco

Son muchas las razones por la que bañar a nuestra mascota no se hace posible; temperaturas muy bajas, enfermedades, operaciones, vejez, dificultades para desplazarse o mantenerse un buen rato de pie, o simplemente nos encontramos ante alguna situación de apuro o emergencia y contamos con poco tiempo. Pero estas situaciones no deben impedirnos el baño, ya que la higiene es parte importante para mantener la buena salud de nuestra mascota.

Gracias a los avances en materia de higiene y belleza animal, en la actualidad podemos encontrar diferentes métodos que nos permiten un lavado del pelo en seco, tanto del perro como del gato.

Consejos "bañar" a nuestra mascota sin mojarla

Una de las maneras mas comunes y en las cuales no hace falta agregar otro aditivo, es el cepillado diario, ya que ayuda a que la suciedad no se afiance en el pelo. Si tiene pelo largo, lo ideal es cepillarlo 3 o 4 veces por semana. En cambio, si el pelo es corto, con dos veces será suficiente. Para que este cepillado nos dé el resultado esperado, hay que utilizar el cepillo correcto. Los más apropiados son aquellos con cerdas de nylon y los de púas metálicas, siempre y cuando las mismas no estén enroscadas.

"Gracias a los avances en materia de higiene y belleza animal, en la actualidad podemos encontrar diferentes métodos que nos permiten un lavado del pelo en seco, tanto del perro como del gato."

Si deseamos que esta limpieza sea mas completa, podemos añadir productos cosméticos elaborados para el lavado en seco, y que podemos adquirir en cualquier comercio del rubro. Estos polvos o espuma se utilizan sobre todo, como dijimos más arriba, en casos u ocasiones especiales. Si bien nos permiten limpiar a nuestro animal, no se obtienen los mismos resultados que con los champúes o lociones habituales, pero nos sacan del apuro y nuestra mascota puede lucir limpia y cómoda, siempre complementado con un buen cepillado.