Como ayudar al medio ambiente al momento de hacer las compras en el supermercado

Las bolsas de nylon son un mal que afecta al planeta, y tu puedes ayudarlo si evitas su uso, además de otros hábitos que puedes cambiar al momento de comprar en el supermercado.

Cómo ayudar al planeta con la compra en el supermercado

Entre tanta declamación por el cambio climático, la crisis energética y las (posibles) catástrofes que se avecinarán si no dejamos de hacer todo lo que hacemos MAL en este bendito planeta, queremos proponerte comenzar ahora mismo a hacer algunas cosas, pequeñas cosas, que contribuyan a cuidar el medio ambiente.

Tu granito de arena para ayudar al medio ambiente al momento de hacer las compras en el supermercado.
A la hora de comprar en el supermercado, trata de evitar las botellas de plástico no retornables.

Desde casa hay mucho que se puede hacer. Y no pienses que de nada sirve, porque es como una gota de agua en el océano: hay muchas, muchas personas que tratan de cuidar los recursos naturales, y cuantos más seamos, más se notarán los efectos. Sí, ya sé: el cambio debería hacerse en las cosas grandes (aquellas en las que los ciudadanos comunes no podemos intervenir), pero las pequeñas acciones también son importantes, y suman.

Todos los pequeños consejos para reciclar en el hogar están a tu alcance, casi seguro podrás aplicarlas, dentro de tus posibilidades, y ninguno hará que vivas menos cómodo de lo que lo haces actualmente. Te aseguro que, en cuanto adoptes algunos hábitos, ni siquiera te darás cuenta de lo que has abandonado.

Tu granito de arena en las compras del supermercado

En lugar de ir supermercado, puedes pedir via online o por teléfono que te envíen el pedido a casa (en los comercios que brindan este servicio). Esta es una buena manera de ayudar evitando el uso de un medio de transporte individual como el automóvil. De esta manera, hay un coche menos en la carretera, y con ello menos smog (y un gran ahorro en el bolsillo).

Pero si no puedes pedir el envio de tus compras y debes ir hacia el lugar, también puedes ayudar si evitas el uso de bolsas de nylon. Para ello, adquiere bolsas reutilizables o biodegradables para embolsar las compras. Así, ya no estarás repleto de bolsitas de súper con las que no sabrás qué hacer. De esta manera, ahorrarás entre 480 y 500 bolsas al año. ¿Alguna vez habías hecho esta cuenta? Figúrate: a un promedio de 10 bolsas por semana, 40 por mes, durante 12 meses…  Imagínate lo que esto significa, multiplicado por la cantidad de viviendas de una manzana, o de un barrio, o una ciudad entera.

Hay multitud de pequeñas cosas que podemos hacer para beneficio de nuestro planeta. De nosotros depende aportar nuestro granito de arena.

"Adquiere bolsas reutilizables o biodegradables para embolsar las compras. Así, ya no estarás repleto de bolsitas de súper con las que no sabrás qué hacer."