Cómo ayudar a un alcohólico

Consejos para ayudar a un alcohólico

El consumo de alcohol, sólo restringido a los menores de edad, es habitual en casi todas las reuniones sociales y encuentros casuales. Así, el alcoholismo está constantemente al acecho para los organismos que sufren de esta verdadera enfermedad que es la adicción.

Si alguien de tu familia, un amigo o un conocido es víctima, puedes ofrecerle tu ayuda si la acepta, aunque debes conocer los pasos a dar.

El adicto debe aceptar la ayuda

Una persona adicta no se considera como tal hasta tanto no haya aceptado su problema y lo reconozca como un obstáculo para su bienestar. Una vez que afronte esta dura realidad, es importante ofrecerle ayuda sin insistir ni obligar, pues hasta que él o ella no pida o acepte el ofrecimiento, todo esfuerzo no sólo será en vano, sino que amenazará con alejarlo.

Es importante que comprendas que la adicción al alcohol, como cualquier otra adicción, es una enfermedad. El alcohólico no tiene absoluto control sobre sus acciones, esta enfermedad lo supera y lo controla, nublando su buen juicio. No es un vicio ni un capricho, ni menos una rebeldía: es una enfermedad seria y peligrosa, y comprenderlo en profundidad es la primera medida que debemos considerar.

Cómo ayudar a un adicto al alcohol

Si en tu familia o círculo íntimo hubiera alguien sufriendo de esta o de otra adicción, es importante buscar la ayuda apropiada. En numerosas ciudades hay centros de rehabilitación y asistencia a adictos, donde podrán asesorarte sobre cómo actuar, qué precauciones se debe tener en el hogar, y pondrán a tu disposición sus servicios, incluyendo recuperación, internación y tratamientos específicos.

No estés sobre la persona alcohólica, sino que debes controlarlo desde una distancia segura y prudente. No cuentes sus tragos ni lo trates como a un infante o a un rebelde, sino que debes ofrecer ayuda al hablar francamente, sin mentiras ni condescendencias.

Evita someter al alcohólico a situaciones en las que se consuma, pues es en su perjuicio. En cambio, organiza reuniones con tragos tropicales sin alcohol mientras el adicto busca su recuperación, invítale a dar paseos y a hacer actividades saludables, vayan al cine o hagan otras actividades que no se relacionen habitualmente a beber un trago, como son las reuniones sociales y noches de discoteca.

Tampoco intentes culpabilizarlo. La persona adicta al alcohol tiene una enfermedad, y nada de lo que hace es en perjuicio de alguien más. Regañarlo sólo lo alejará más, pues esta es una enfermedad difícil de dominar si no se cuenta con el apoyo y la asistencia necesaria.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo ayudar a un alcohólico, te sugerimos que visites nuestra sección Enfermedades y prevención.

Esta nota te fue útil?
4 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social