Cómo Atraer Colibríes al Jardín

Cómo Atraer a los Colibríes

Aprender a atraer colibríes al jardín puede ser tu nuevo hobby favorito, para llenar tu habitación verde de sus colores y alegre baile volador, siempre en busca de su alimento. Para que estén bien protegidos, tengan suficiente comida a su disposición y dedicar horas a dejarte seducir por su majestuosa compañía, aquí te contamos todo lo que puedes hacer.

Cómo hacer un nido casero para colibríes

Estas pequeñas y hermosas aves suelen hacer sus nidos de modo natural, con ramitas, hojas y telas de araña que recolectan y entrelazan en pequeños capullos, donde depositan sus diminutos huevecillos y se protegen del frío y de las exigencias del clima. Pero tú también puedes atraer colibríes al jardín brindándoles un sitio seguro y confortable para que aniden. Eso sí: siempre hazlo para su seguridad y nunca para capturarlos.

Comida casera para colibríes. Cómo atraer un colibríes al patio de casa.
Imagen 1. No te olvides de preparar néctar fresco y saludable cada semana, para atraer colibríes al jardín y darles los nutrientes que necesitan.

Para dar un hogar a estas maravillosas aves, primero define el sitio más adecuado: en altura, protegido del sol directo, la lluvia y el viento, y cerca de árboles que les den sombra y protección, y de fuentes de agua que puedan visitar (además del bebedero que les brindaremos). Utiliza materiales orgánicos como ramas y hojas de color verde oscuro y marrón, nada brillante, pues buscan esconderse de sus numerosos depredadores. Comienza a acomodarlas dentro de una taza pequeña para que tomen una forma redondeada, con sólo una pequeña abertura, e intentando entrelazar los elementos para que se sujeten entre sí.

A diferencia del hornero y de muchas aves silvestres, los colibríes no utilizan barro ni tierra para armar su nido, sino telas de araña. Intenta unir las ramitas y hojas de un modo natural para hacer un nido de colibrí casero, usando ramas verdes, flexibles, y apenas una gota de pegamento escolar no tóxico, libre de aromas. Ya listo, retira el nido de la taza y colócalo en el lugar elegido, dejando que el resto de la “decoración” la haga el ave.

Cómo alimentar a un colibrí

A pesar de su pequeño tamaño, el colibrí come unas 3 veces su peso por día. Algunas variedades prefieren alimentarse de polen, otras de pequeños insectos, y todas se beneficiarán de este alimento casero.

Prepáralo mezclando en una olla 2 tazas de agua segura, con media taza de azúcar blanco común. Mezcla y lleva a un hervor bajo hasta que el azúcar se disuelva por completo, logrando una textura similar a un jarabe o sirope, no demasiado espeso (se endurecerá bastante al enfriarse).

Coloca el néctar casero en un bebedero adecuado (en el mercado lo encontrarás a precios económicos, aunque puedes hacer el tuyo) y renuévalo una vez por semana, al menos, para darles alimento siempre fresco.

Una curiosidad: si notas que el nivel del comedero disminuye mucho por las noches, entonces hay murciélagos que están disfrutando de este bocadillo sabroso. Entra el comedero a casa al anochecer, y así mantendrás a los murciélagos alejados.

Evita tener semillas cerca del nido o del comedero: el colibrí no se alimenta de semillas, pero sí lo hacen otras aves que pueden ser una amenaza. También, ten en cuenta que carece de olfato, y se orienta casi exclusivamente por la vista. Pinta la fuente de alimentos de color rojo brillante, usando trazos de naranja y amarillo para llamar su atención.

El colibrí y su significado

Esta bellísima ave silvestre tiene los más amplios significados en diversas culturas, desde los aztecas antiguos hasta las actuales. Por ser veloz y muy ágil, se lo considera el guardián del tiempo; por volar a grandes distancias, se lo reconoce como un mensajero; y por su habilidad de flotar estático y de volar hacia atrás, se dice que su presencia nos hace recordar la necesidad de observar nuestro pasado y disfrutar del presente, para construir un mejor futuro.

Muchas culturas reconocen al colibrí como el ave de la resurrección, capaz de abrir corazones cerrados y curar las penas con su sola compañía. Además, su veloz aleteo se produce en forma de 8, el símbolo del infinito, lo que le ha dado el renombre de ser el ave de poder espiritual más avanzado.

Ya está todo dicho: atraer colibríes al jardín será una tarea sensacional que disfrutarás enormemente, ¡y los mantendrás seguros y bien cuidados!

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Atraer Colibríes al Jardín, te sugerimos que visites nuestra sección Jardinería.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social