Cómo arreglar las uñas

Guía para reparar las uñas

Hay tratamientos de belleza que resultan un placer, y uno de ellos es arreglar las uñas, tarea a la que nos dedicamos en el salón o en casa con total distención y felicidad. Si estás comenzando a hacer esta rutina y quieres saber cómo lograr uñas sensacionales, te recomendamos seguir esta simple guía.

Primer paso, limpiar las uñas

Comienza por limpiar las uñas humectando un algodón en removedor de esmalte y presionando sobre cada una. Deja actuar por unos segundos, y luego frota en detalle para retirar todo el esmalte que tenga. En lo posible, elige un producto libre de acetonas, con vitaminas y humectante.

Ya retirado el barniz, lava tus manos con agua tibia y jabón para eliminar cualquier resto. Frota bien tus cutículas y la yema de los dedos, para humectar la piel y fomentar el crecimiento saludable de las uñas. Si prefieres, en este punto puedes frotar las uñas y las cutículas con crema hidratante o con unas gotas de aceite de olivas, dejar actuar por unos 5 a 10 minutos, y limpiar con un papel absorbente para retirar el excedente.

Segundo paso, cortar y limar las uñas

Luego de limpiar y secar las uñas, llega el momento de cortarlas. Utiliza alicates afilados y adecuados para las manos y los pies, según sea el caso. Corta todas las uñas a la misma altura, dejando siempre un poco de blanco (la parte crecida que no tiene contacto con la piel) para evitar molestias y dolores.

Ya cortadas, límalas para dejar un borde suave. La lima debe estar perfectamente perpendicular a las uñas, no inclinada ni desde arriba o abajo. Utiliza una lima de grado medio a suave, y comienza a limar desde los laterales para separarlas de la piel. Finaliza en la parte frontal, asegurándote de dejarlas suaves y bien parejas.

Tercer paso, quitar las cutículas

Utilizaremos a continuación el elemento repujador y cortador de cutículas. Se trata de un palito con un extremo metálico en forma de V, con el que repasamos los contornos de la uña, en la piel, hacia la punta del dedo. Con ello iremos retirando los pellejos y padrastros de la manera apropiada. Si tienes cutículas sueltas y despegadas, también podrás retirarlas con este elemento.
El otro extremo es plano y redondeado, y con él empujaremos suavemente las cutículas hacia su base, evitando cortarlas de más.

Cuarto paso, tratamiento para las uñas

Luego de limpiar, cortar y emprolijar las uñas, cutículas y piel, ya puedes aplicar una crema nutritiva o realizar el tratamiento cosmético que quieras.

Haz esta técnica de reparación y limpieza una vez por semana o cada dos semanas, para tener las manos siempre en perfectas condiciones y las uñas sensacionales.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo arreglar las uñas, te sugerimos que visites nuestra sección Maquillaje.

Esta nota te fue útil?
31 valoraciones.
El 84% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social