Cómo aromatizar los ambientes con la calefacción

Cómo aromatizar los ambientes con la calefacción

Estufas, calefactores, hornos a leña, salamandras... todos los elementos de calefacción en invierno nos servirán para aromatizar los ambientes.

Cómo aromatizar los ambientes con la calefacción

Aromatizar los ambientes con calefacción

Durante la época de frío encendemos la calefacción y aislamos nuestro hogar, lo que en ocasiones resulta en una escasa ventilación que pudiera viciar el aire del interior de nuestro hogar. Y la situación empeora cuando en nuestra casa tenemos un hogar o una estufa a leña, ya que el olor a las cenizas se instala en nuestras salas. Pero hay muchas técnicas sencillas que podemos poner en práctica para aromatizar nuestro hogar, sin incurrir a costosos aparatos o a nocivos aromatizadores en aerosol, que terminan por dañar nuestro entorno.

Ideas para aromatizar nuestro hogar con la calefacción

Cáscaras de frutas. Con respecto a las estufas a leña y a los hogares, podemos sacar provecho de su calor arrojando a las brasas cáscaras de naranjas, pomelos y hasta de limones, para que al ir calentándose e incinerándose vayan desprendiendo un agradable aroma. Hay otras hierbas y elementos que podemos incorporar al fuego, como hojas de laurel enteras o ramitas de tomillo.

Cómo aromatizar los ambientes con la calefacción
Cómo aromatizar los ambientes con la calefacción

© Depositphotos.com/luislouro

"Hay muchas técnicas sencillas que podemos poner en práctica para aromatizar nuestro hogar, sin incurrir a costosos aparatos o a nocivos aromatizadores en aerosol."

Hierbas y agua. Las estufas convencionales también son muy útiles para aromatizar los ambientes, y también para humidificar. Sólo necesitamos tomar algunas jarras metálicas, o bien latas de conserva vacías y limpias, y colocarles agua fría, a la cual incorporamos la hierba o lo que deseemos usar para aromatizar. Puede ser hojas de eucalipto, de menta, de albahaca, pétalos de flores, ramitas de lavanda, o incluso algunas gotas de esencia aromatizante que venden en tiendas del rubro. Al ir tomando temperatura, el agua comenzará a evaporarse lentamente, emitiendo al aire el aroma y la humedad tan necesaria para esta época del año.

Ramas aromáticas. Otra buena idea es colocar platitos con ramas aromáticas, y esparcirlos por la casa. Podemos usar ramitas de canela o de romero. Estos irán aromatizando suavemente, y de manera efectiva y duradera. Hay quienes aprovechan incluso los focos de luz, rociándoles unas gotas de aceites esenciales aromáticos, con sumo cuidado, por supuesto. Al encender las luces, comienza a esparcirse el delicado aroma.

"Las estufas convencionales también son muy útiles para aromatizar los ambientes, y también para humidificar."

Todos estos simples consejos te ayudarán a tener un hogar perfumado y aromatizado, listo para recibir a tus invitados o para compartirlo con toda la familia. Además, lo estaremos haciendo de manera natural, ecológica, y respetuosa hacia el medio ambiente.