Cómo aprovechar todos los recursos de la cocina para ahorrar en las comidas

La cocina casera es saludable para el organismo y el bolsillo. Aprende a aprovechar todos los recursos y ahorrar en las comidas.

Cómo aprovechar todos los recursos de la cocina para ahorrar en las comidas

Cocción casera para ahorrar en la cocina

Cómo ahorrar desde la cocina

Comer fuera de casa nos da la posibilidad de probar platillos nuevos y sabores distintos. Pero eso sí: no es una actividad que podamos hacer a diario, debido a su alto costo. Por ello, debemos ponernos en acción y transformar nuestra cocina en un lugar de ahorro.

Cocinar nosotros mismos nos permite ahorrar mucho dinero, en especial quienes almuerzan en sus trabajos fuera de casa. Haz platos en el doble de su cantidad, y coloca la porción correspondiente en contenedores plásticos de cierre hermético para llevar al trabajo. Cuando estés en la oficina, la hora del almuerzo tendrá sabor a hogar cuando abras ese contenedor y disfrutes de la más deliciosa comida, sin gastar demasiado dinero.

Aprovecha la tecnología

Si te apetece una pizza, en lugar de llamar al envío a domicilio hazla tú mismo. Prepara las masas con las harinas especiales del mercado, y elabora la mayor cantidad posible. Dales una cocción media y deja enfriar, para congelar prepizzas y aprovechar en cualquier momento.

Cómo aprovechar todos los recursos de la cocina para ahorrar en las comidas
Cocinar nosotros mismos nos permite ahorrar mucho dinero

"Planifica tus comidas y compra los ingredientes que vayas a usar."

Uso eficaz de los ingredientes

Planifica tus comidas y compra los ingredientes que vayas a usar. Controla también los ingredientes que tienes en las alacenas. Si se acerca la fecha de vencimiento y caducidad, aprovéchalos en la preparación de exquisiteces. Luego, puedes guardarlas en la nevera o en el congelador, para no desperdiciar estos insumos.

Aprovecha los sobrantes de alimentos. Comer sobrantes no es de segunda mano: puedes elaborar platillos deliciosos si sabes combinarlos y aderezarlos adecuadamente. Los sobrantes de carnes pueden convertirse en rellenos de tartas o ingredientes de las salsas. Los sobrantes de pollo pueden acompañar las ensaladas más apetitosas. Si tienes sobrantes de polenta, mézclalos con queso rallado, presiónalos en el molde y sofríelos u hornéalos para crear bocadillos deliciosos.

"Comer sobrantes no es de segunda mano: puedes elaborar platillos deliciosos si sabes combinarlos y aderezarlos."

Nada se desaprovecha en la cocina. Sólo debes usar tu ingenio y creatividad, y poner en marcha tus dotes culinarias para que las comidas diarias sean de tipo gourmet. En Internet y en los programas televisivos de cocina vas a encontrar recetas sabrosas, para poder aprovechar todos tus insumos y reducir tus costos de cocción, con todo el sabor de hogar.