Cómo Aprovechar la Experiencia de un Mentor

Cómo Elegir un Mentor

Antes de pensar en aprovechar la experiencia de un mentor, es preciso que lo elijas correctamente. Ahora bien, ¿cómo puedo tener un maestro acorde a lo que necesito? En primer lugar, selecciona entre varias opciones y analiza las características de cada uno.

Entre los aspectos a tener en cuenta no podemos olvidar que sea una persona confiable, responsable, de buenos valores, de ideologías similares a las tuyas, disponible para responder tus consultas, que pueda ayudarte con ejemplos simples y que te ofrezca sus conocimientos y experiencia para que tú lo puedas poner en práctica.

Pero atención, porque muchos creen que un mentor dice lo que sus alumnos o discípulos tienen que hacer y eso no es verdad. Te ayudará a pensar mejor, a elegir qué decisión tomar basándose en los pro y los contra, a soltar tu creatividad, etc.

El éxito en tu carrera puede estar marcado por las enseñanzas de un mentor. Cada cambio o cosa que decidas hacer puede tener que ver con algo que te ha dicho un maestro o alguien a quien apreciabas mucho.

Tips para sacar provecho de un mentor. Cómo elegir un mentor y aprovechar sus conocimientos. Claves para escoger un buen mentor

© Depositphotos.com/iofoto

Imagen 1. Para aprovechar los conocimientos de un mentor también debes pensar ideas complementarias a sus enseñanzas.

6 tips para aprovechar la experiencia de un mentor

Para que el tiempo que pasen juntos o lo que te explica valga la pena, presta atención a estos consejos para aprovechar la experiencia de un mentor.

1. Es un mentor, no un ídolo o un Dios: No caigas en el error de honrarlo como si fuera un Dios del Olimpo ni de ubicarlo en el pedestal más alto. Eso no significa que no sea un genio en lo que hace, pero también es un ser humano (y tu también). Para poder beneficiarte más con esta unión, será preciso que bajes a tierra firme tus concepciones sobre esta persona y lo veas como un igual, pero con más experiencia. El respeto es muy importante, pero no la idolatría.

2. Trata de pensar más allá de lo que el mentor te dice: A veces esa persona está acostumbrada a hacer las cosas de una sola manera, cuando en realidad hay “miles de caminos que conducen a Roma”, como dice el refrán popular. Ten mucho cuidado cuando tu maestro sólo te da una estrategia posible y no te permite tomar rutas alternativas. Por más de que quieras llegar al mismo sitio que tu mentor, no quiere decir que has de conducir por la misma carretera, a la misma velocidad y con el mismo coche, cada situación es diferente. No quieras seguir exactamente los mismos pasos.

3. La idea no es que te conviertas en él: Justamente, en relación al consejo anterior es que indicamos este tercer tip. Los mentores invierten su tiempo, su energía y sus creencias en sus alumnos, pero no para convertirlos en ellos mismos, sino para ayudarlos a que se formen su propio camino (o al menos esto es lo que debería ocurrir). La imitación es falsa, no halagadora, y a muchos puede molestar.

4. Busca tus propias ideas: Por más de que el mentor te de acceso a mucha información y conocimientos, eso no te da derecho a robarle sus ideas y sus formas de actuar. Lo mismo ocurre con sus escritos privados, sus agendas llenas de contactos, etc. No uses nada de lo que no tengas permiso, y tampoco te aproveches de la situación. Por más de que el maestro te diga que puedes usar su agenda o anotar teléfonos, trata de no hacerlo seguido, salvo en alguna situación puntual. Usa su trabajo como inspiración, no para copiar exactamente todo al pie de la letra.

5. No exijas más de lo que puede ofrecer: El maestro es una persona de piel y hueso, y esto quiere decir que no puede estar todo el tiempo detrás de sus alumnos; respeta sus horarios. En el primer encuentro consulta en qué momento está disponible para responder a tus preguntas o encontrarse a charlar. No lo molestes en horarios indebidos, y trata siempre de enviarle un mensaje para saber si tendrá disponibilidad. No pretendas estar atrás de él todo el día y entiende que no siempre puede estar presente. Esto te ayudará a manejarte solo y a poner en práctica lo que ya te ha enseñado.

6. Es tu mentor no un rival: Tienes que recordar esta frase en todo momento. Los maestros no van a dejar de tener éxito para que tú los alcances. Sin embargo, un guía correcto no estará interesado en competir con sus alumnos. No te compares con él, no trabajes sólo para “ganarle”, no quieras ser más todo el tiempo. Recuerda que él tiene una trayectoria de varios años y que contra eso nunca podrás luchar, pero más allá de esto, celebra tus progresos y sé agradecido por tener a alguien como él para que te ayude. No lo vuelvas tu enemigo.

Sin dudas, para aprovechar la experiencia de un mentor debes tener en cuenta todos estos consejos. ¡Recuérdalos en cualquier momento!

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Aprovechar la Experiencia de un Mentor, te sugerimos que visites nuestra sección Desarrollo Profesional.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social