Aprende a pelear en una relación

Cómo mejorar una relación luego de una pelea

Por Sanjiv Bhattacharya For Men's Life Today
No hay nada como el inicio de un romance. Ese sentimiento de dulce vértigo y felicidad, cuando cualquier canción cursi y romántica parece haber sido escrita pensando en ustedes. ¿Pero qué pasa si se corta la música?

La primera vez que una pareja se pelea, es como la flecha de Cupido, pero al revés; en sólo un instante, todo ese amor empalagoso se convierte en una serie de gritos e insultos. Es realmente un shock, especialmente después de haber vivido en la burbuja del amor perfecto. Ambos terminan heridos y se preguntan: "¿Qué fue lo que salió mal?"

No te preocupes: aquí vienen las buenas noticias. No sólo que pelear no es nada grave, sino que tu relación puede mejorar después de una discusión.

Aprende las reglas básicas

“Algunas personas creen que las parejas felices nunca se pelean", dice la Dra. Patty Ann Tublin, psicoterapeuta y experta en relaciones de pareja. “Eso no es verdad. La diferencia entre las parejas felices y las que no lo son, reside en cómo se pelean: de manera constructiva o destructiva".

La clave está en pelear limpio, y eso significa obedecer ciertas reglas básicas simples. Por ejemplo, nunca te salgas de tema. “No digas ‘Ah! y pasando a otra cosa...’ y traigas a colación todo tipo de asuntos", dice Tublin. “Habla sobre lo que están discutiendo”. Otra regla importante: si las cosas empiezan a descontrolarse, toma distancia de la situación. “Si empiezan los gritos e insultos, di simplemente: ‘Esta conversación ya no es para nada productiva. Hablemos del asunto más tarde’. Y entonces, se puede frenar la discusión”.

Evalúa tus expectativas

Esto te ayudará a reconocer qué es normal y que no, antes de que empiecen a discutir. Según Alisa Bowman, autora del Proyecto Felices para siempre, no todas las disputas necesitan forzosamente una solución. Las relaciones tienen sus límites. “Tu media naranja no tiene porque ser todo para ti", explica Bowman. “No siempre van a estar de acuerdo y no siempre lograrán convencer a la otra parte de que cambie de opinión; a veces, van a tener que conformarse con aceptar sus diferencias. Y eso está bien”.

Es igual de importante entender que el objetivo no es ganar. “Si eres tú el que gana -dice Bowman- entonces tu novia es la que pierde, así que al final los dos terminan perdiendo. La relación así se debilita". Y lo que es peor, el "perdedor" empezará a sentir resentimiento, lo que provocará más peleas a futuro, y se convertirá en un círculo vicioso.

Toma distancia

Según las observaciones de Bowman, muchas de las discusiones surgen de la sensación de no ser escuchado, y reaccionamos ante ello de manera disfuncional. “Entonces subimos la voz, y lo único que logramos es empeorar las cosas. Esto provoca que nos cerremos totalmente. Paradójicamente, cuanto más gritas, menos te escuchan”. La solución, nos dice, es decir menos y escuchar más. “Si tu novia te está gritando, no le contestes agresivamente. Escúchala y hazle preguntas. Si sabes cómo hacerlo, te sentirás realmente bajo control. Piensa para tus adentros: “Yo sé que soy una buena persona, tú sabes que soy una buena persona; el problema es que en este momento no lo recuerdas’. Es como un truco mental tipo Jedi”.

Es verdad que este tipo de control mental no es nada fácil, especialmente durante el fuego de la acción. Pero puedes practicar en otro momento, cuando no estés en medio de una pelea. “Todos conocemos a alguien que habla demasiado o que está siempre enojado o amargado", dice Bowman. “Este tipo de personas son ideales para practicar. Intenta ejercitar tu capacidad de escuchar".

Analiza las causas

Las parejas suelen pelearse por asuntos relativamente insignificantes, pero detrás de esas quejas, suele haber problemas emocionales más profundos. “Cuando peleamos salen a la luz problemas no resueltos que vienen de la infancia”, dice la consejera matrimonial Sharon Rivkin, autora del libro “Rompiendo el ciclo de la pelea: Cómo dejar de reñir sin terapia” (Breaking The Argument Cycle: How to Stop Fighting Without Therapy). “Y para que sea una pelea justa, necesitamos saber por qué estamos peleando realmente. Así que suelo preguntarle a la gente: ‘¿Por qué te enojaste tanto cuando él llegó tarde? ¿Ya te habías sentido así alguna vez?’ Y eso nos da una clave.”

Puede sonar un poco exagerado buscar en la infancia las razones por las cuales nos enfurece tanto que alguien llegue tarde; pero el solo hecho plantear estas preguntas y tomar un poco de distancia de la pelea, ya es útil. “No sabes qué va a provocar que tu novia se enoje", explica Rivkin. “Pero una vez que hayas aprendido cuál es el factor que suele provocar sus reacciones, sentirás más empatía y compasión hacia ella, y tu relación será más profunda”.

Actúa lo antes posible

Finalmente, no esperes a que llegue la décima pelea para poner en práctica estos consejos. “Las primeras peleas son importantes, ya que en los comienzos de una relación estás más abierto y puedes sentir más compasión”, dice Rivkin. “Si dejas que se acumule el resentimiento, entonces las cosas serán diferentes; de hecho algunas parejas viven provocándose, y toda la relación gira en torno a echarse culpas e irritar al otro".

Así que cuando llegue esa primera pelea, no la evites. Puede ser que la luna de miel haya terminado, pero tu verdadera relación, recién está comenzando.

Sanjiv Bhattacharya escribe para numerosas publicaciones, entre ellas, GQ, Details y LA Weekly. También es el autor de Secretos y esposas: El mundo desconocido de la poligamia mormona (Secrets & Wives: The Hidden World of Mormon Polygamy).

Si deseas leer más artículos similares a Aprende a pelear en una relación, te sugerimos que visites nuestra sección Parejas.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social