Cómo ahorrar en el uso de la impresora

Consejos para ahorrar en impresiones

Para hacer un ahorro real lo mejor es imprimir sólo lo estrictamente necesario: ahorramos en energía, en tinta de impresora y en papel. Pero también sabemos que la impresora es un dispositivo infaltable para quienes trabajan en casa o estudian. Entonces, veamos el modo de no privarnos de su uso sin malgastar.

Ahorro en impresiones: Eligiendo una impresora

En primer lugar, si necesitamos comprar una impresora, es necesario determinar el uso que le daremos calculando la cantidad de impresiones diarias o mensuales que hacemos en promedio. De ese modo, evitaremos equivocarnos al comprar.

En principio, podemos optar entre dos tipos de impresoras: láser o chorro de tinta. Las impresoras láser tienen como característica la calidad de sus impresiones, tanto en color como en blanco y negro. Esto es un factor a tener en cuenta si lo que imprimimos habitualmente son gráficos o imágenes, por ejemplo. También son más rápidas que las de chorro de tinta (más cantidad de impresiones por minuto), y consumen un 40% menos de energía.

Pero es necesario tener en cuenta que, si imprimimos a color, necesitamos cuatro cartuchos de toner diferentes, uno por cada color. Y el toner no es, precisamente, algo económico. Si sólo imprimimos monocromo, basta con un cartucho de toner.

Las impresoras de chorro de tinta también pueden ser para imprimir blanco y negro o color. Si vamos a imprimir a color, necesitaremos cuatro cartuchos de tinta. Aunque son mucho más económicos que los toner, tengamos en cuenta que las reposiciones pueden ser costosas, especialmente los de primera marca. Por otro lado, estas impresoras son más lentas que las laser, con lo que obtenemos menos copias por minuto.

Esto significa que, si vamos a imprimir poco volumen mensual, nos resulta más conveniente la impresora de chorro de tinta. Además, es más barata que la láser. Esta última es la conveniente para grandes volúmenes de impresión.

Ahorrar en el papel de impresión

Todas las veces que podamos debemos hacer impresiones doble faz, para ahorrar una hoja de papel. Si nuestra impresora no imprime doble faz, primero imprimiremos todas las páginas impares y luego las páginas pares tras reacomodar el papel.

Para las impresiones borrador, podemos usar el reverso de hojas usadas que ya no sirvan.

Corrige los textos en el ordenador antes de imprimir. Asegúrate que la impresión que hagas sea la definitiva.

Podemos reducir el tamaño de la fuente y las imágenes, reducir los márgenes todo lo posible y los interlineados, para imprimir más líneas por hoja. También tengamos en cuenta que algunas fuentes son más grandes que otras en el mismo tamaño. Podemos trabajar con un tipo de fuente, e imprimir en otra.

¿Conoces la fuente Eco-sans? Usa menos tinta por carácter que el resto de las fuentes, ya que deja espacios sin imprimir imperceptibles para el ojo humano. ¡Esto ahorra muchísima tinta!

Mantén en buen estado tu impresora. De ese modo utilizará menos tinta y no dañará el papel.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Aprende a ahorrar dinero en tus impresiones caseras, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social