Cómo conocer el estado de un mueble usado

Cómo reconocer el estado de un viejo mueble

Para renovar la decoración del hogar no es necesario invertir miles y miles en comprar muebles nuevos. Podemos renovar muebles antiguos o en desuso, ya sea que los tengamos olvidados en el ático, o que decidamos adquirir a bajo precio aquellos que sean necesario restaurar. En esta segunda opción, aprendamos a reconocer los muebles usados más convenientes para adquirir en tiendas de segunda mano.

Ante todo, debes elegir muebles que posean buena estructura. No debes prestar mucha atención a los detalles decorativos, a la estética o a la tapicería, pues todos estos aspectos pueden ser renovados luego a tu gusto. Sí es importante analizar la estructura, la firmeza y la estabilidad de las piezas de mobiliario que quieras adquirir.

Elige las tiendas especializadas en muebles usados, pues allí encontrarás muebles en buena estructura. Si visitas las ferias de barrio o de garaje, o los mercados de las pulgas, analiza bien la pieza de mobiliario según estos consejos.

Cómo reconocer el buen estado de un mueble usado

Si se trata de una silla o de un asiento, siéntate y analiza su estabilidad. Si la pieza se mueve, verifica que pueda ser restaurada sin demasiados gastos. Los viejos asientos con resortes pueden ser reemplazados por rellenos compactos.

Si es un mueble con cajones, verifica que estos se deslicen fácilmente, sin trabas, pues podrían indicar una hinchazón en la madera. Lo mismo si tienen puertas: las bisagras pueden reemplazarse, pero si las puertas no encajan en su sitio, será más engorroso restaurarlo.

Analiza la estructura en su firmeza, y también en su estado. Si la madera tiene señales de humedad, hongos o de carcoma, debes determinar si querrás darte luego a la tarea de su tratamiento específico.

Para reconocer si un mueble ya ha sido restaurado antes, mira su reverso. Los muebles deberían tener igual aspecto, calidad o tipo de materiales por delante y detrás, y por fuera y por dentro. Cambios notorios indican claramente una restauración, probablemente económica. También puedes tomar el peso de la pieza de mobiliario, para reconocer su verdadero material de confección (en especial: si es madera maciza o enchapado).

Recuerda que los lustres o barnices oscuros ocultan la madera original, pudiendo esconder así las maderas de menor calidad. Analiza la parte inferior y la posterior de la pieza, o también su interior no visible, para analizar si la madera posee nudos y vetas o si se trata de aglomerados o materiales menos costosos y de menor calidad.

Siempre verifica detenidamente el estado de un mueble usado antes que su aspecto. Luego, restáuralo a tu gusto y según el estilo general de tu hogar, y disfrútalo por mucho tiempo más.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo analizar un viejo mueble para reconocer su buen estado, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social