Alimentos ricos en vitaminas

Cómo consumir cada grupo de vitaminas

Las vitaminas son nutrientes indispensables para nuestra salud y bienestar. Aunque puedes consumirlas mediante suplementos vitamínicos, lo cierto es que la mejor manera de integrarlas a nuestros organismos es mediante una alimentación saludable y completa.

Veamos a continuación los grupos de vitaminas, sus funciones, y cuáles son los principales alimentos que las aportan.

Vitaminas del grupo A

Estas vitaminas liposolubles fortalecen nuestro sistema inmunitario, tienen propiedades que ayudan a prevenir y combatir al cáncer, a mantener saludables nuestros ojos, nuestra piel y las mucosas, y son antiulcéricas.

Para consumir vitaminas del grupo A, incorpora a tu dieta hígados (de cerdo, de ternera, de vaca), aceite de hígado de bacalao y paté. Estos son los alimentos que más la contienen, además de los condimentos como el pimentón y el perejil, la mantequilla y las yemas de huevo.

Vitaminas del grupo B

Estas vitaminas nos mantienen energizados, cuidan de nuestro corazón y sistema circulatorio, colaboran en la producción de hormonas y enzimas, cuidan nuestro sistema nervioso y fortalecen el sistema inmunitario.

Las vitaminas del grupo B se encuentran en alimentos como las vísceras animales (hígado, riñón), la carne roja y los huevos. Entre las legumbres, los cereales (arroz, trigo, avena), las legumbres (soja, guisante, lenteja, habichuelas) y las frutas secas (nueces) son altas fuentes, al igual que la levadura de cerveza y el germen de trigo.

Vitaminas del grupo C

Esta vitamina, llamada ácido ascórbico, es fundamental en los procesos regenerativos y antioxidantes del cuerpo, en especial De la piel. Es un gran antioxidante, antibacteriano, cuida de nuestros aparatos circulatorio, respiratorio y ocular, y nos ayuda a combatir la depresión.
Puedes encontrarlo en alimentos como el hígado, la leche y los yogures, además de las frutas cítricas y frutas en general (fresas, frambuesas, grosellas, melón, sandía, manzana, plátanos, aguacates, uvas, higos y otras), y vegetales como el pimentón, coliflores, rábanos, coles de Bruselas, espinacas, apios y habas, entre tantas otras.

Vitaminas del grupo D

Son las vitaminas que más nos ayudan a normalizar las hormonas, metabolizar el calcio y limpiar el organismo, pues eliminan metales pesados como el plomo. Ayudan en los procesos circulatorio, gastrointestinal, muscular y nervioso, y colaboran en el bienestar óseo.

Las vitaminas del grupo D se encuentran en alimentos como la leche, la mantequilla, los huevos, el aceite de hígado de bacalao, los pescados grasos y, en menor medida, frutas y vegetales.

Vitaminas del grupo E

Estas vitaminas nos ayudan a proteger las células de los radicales libres, normalizan los glóbulos rojos en la sangre y evitan la coagulación, permiten la producción de sustancias anti inflamatorias, mejoran la visión y el aspecto de la piel, y nos ayudan a mantener el buen humor.
Incorpóralas consumiendo alimentos como el aceite de germen de trigo, las semillas de girasol, las avellanas, el aceite de girasol, la lecitina de soja, el aceite de oliva, manzanas, espárragos, mango y aguacates.

Vitaminas del grupo K

Estas vitaminas regulan la coagulación de la sangre, ayudan a prevenir la osteoporosis y previenen las fracturas de huesos. Tienen propiedades anticancerígenas y protegen nuestro sistema cardíaco. Puedes incorporarlas con alimentos como el hígado, las yemas de huevo, la leche, y vegetales y hortalizas, en especial los de color verde oscuro.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Alimentos ricos en vitaminas, te sugerimos que visites nuestra sección Nutrición y Alimentación.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social