Alimentos que no pueden faltar en la nevera

Tener el refrigerador con los alimentos imprescindibles nos permitirá preparar un almuerzo o cena rápidamente, ya que no nos faltará lo primordial. ¿De qué alimentos estamos hablando?

Alimentos que no pueden faltar en la nevera

Alimentos que no pueden faltar en tu refrigerador

¿Cuántas veces nos hemos quedado sin un determinado alimento en la nevera? Aunque es cierto que cada pocos días o semanas la mayoría de alimentos se deben ir renovando (conforme se consumen), es posible confeccionar una lista de alimentos que siempre deberíamos tener en la nevera. Son los llamados alimentos imprescindibles y permiten improvisar un menú de urgencia en apenas unos instantes...

Alimentos que no pueden faltar en la nevera
Alimentos que no pueden faltar en la nevera

© Depositphotos.com/alekso_94

Lácteos, imprescindibles en la nevera

Tanto la leche como sus derivados - yogures y quesos, principalmente - son un alimento que sí o sí debe estar en nuestro refrigerador. Sus múltiples cualidades (proteínas de origen animal y calcio) y todas las opciones de preparación que admiten constituyen sus puntos fuertes, si bien es verdad que no duran mucho tiempo, especialmente si están abiertos. Mirar la fecha de caducidad a la hora de adquirir estos productos, además de conservarlos en botellas de vidrio si es posible, hace que podamos disfrutar de ellos durante más tiempo sin necesidad de renovarlos cada dos por tres.

Huevos y frutas de piel dura

El poder saciante de los huevos, además de todas las propiedades que aportan - desde las grasas insaturadas hasta la proteína -, junto con su versatilidad culinaria, los convierten en una pieza imprescindible de cualquier nevera, pese que también es posible su conservación fuera de ella. Guardar una docena debería ser suficiente.

Las frutas de piel dura, tales como los plátanos, las manzanas o el aguacate (palta), se conservan durante más días en el refrigerador, y permiten muchas opciones a la hora de cocinarlos. Desde las ensaladas de los aguacates, hasta los postres preparados con las propiedades nutritivas y la dulzura de frutas como los plátanos o bananas.

Cebolla, ensaladas y jamón, alimentos imprescindibles

¿A quién no le ha solucionado una merienda un paquete de jamón serrano o cocido al vacío? Este alimento se conserva bien, es barato y nos puede sacar de más de un apuro simplemente preparando bocadillos o pequeñas pizzas caseras. Las típicas bolsas de ensaladas "listas para comer" son igualmente obligatorias en la nevera, no únicamente por todas las propiedades que aportan, sino por su sencillez de uso y rapidez (basta con abrir la bolsa y servir), permitiendo una cena nutritiva y rápida en esos días que la falta de tiempo apremia.

Por último, cabe resaltar las cebollas y las zanahorias como hortalizas más duraderas en fresco. Desde cremas de verduras hasta ensaladas, pasando por acompañamientos de pasta o legumbres, lo cierto es que tanto una como otra hortaliza permite infinidad de combinaciones originales y sencillas.

"Tener los alimentos imprescindibles nos permite improvisar un menú de urgencia en apenas unos instantes."

'

"Las frutas de piel dura, tales como los plátanos, las manzanas o el aguacate (palta), se conservan durante más días en el refrigerador."