Alimentos alternativos para la intolerancia a la lactosa

Remedios naturales para la intolerancia a la lactosa

La intolerancia a la lactosa se produce cuando el intestino no produce suficiente cantidad de enzima lactasa, componente encargado de hacer que el azúcar de la leche (o lactosa) y sus derivados sean más fáciles de digerir y absorber.

Se estima que entre un 30 y un 40 por ciento de la población presenta este tipo de intolerancia en algún momento de sus vidas, trastorno que puede ser tratado de forma natural con varios remedios y alimentos naturales específicos.

Yogures sin suero o de soja

Los que sufren de intolerancia a la lactosa pueden probar beber dos yogures cada día para asegurar sus necesidades de calcio diarias, siempre desechando el suero líquido que presentan estos productos, el cual concentra la mayor cantidad de lactosa. Si aún haciendo esto el cuerpo no asimila bien la toma de este derivado de la leche, es posible que se sufra de diarrea, gases o dolor abdominal, además de una sensación molesta de hinchazón.

En este caso, conviene probar con yogures de soja pero a la vez enriquecidos con calcio.

Leche de vaca sin lactosa

En la mayoría de supermercados es posible encontrar determinados tipos de leche de vaca con muy poco o nada de lactosa, pero sin embargo, presentan las mismas ventajas y el buen sabor de la leche convencional. Conviene probar distintas marcas para ver cuál es la que más gusta a nuestro paladar, y a la vez, que no nos de ninguno de los síntomas anteriormente descritos, que por cierto, suelen aparecer entre media y dos horas después de la ingesta de la lactosa.

Alimentos con calcio y poca lactosa

Los intolerantes a este componente pueden asegurarse igualmente una correcta ingesta de calcio consumiendo quesos curados y mantequilla, alimentos ricos en calcio pero de los que no conviene abusar por su alto aporte en grasas. Determinados pescados en conserva, como las sardinas, aseguran una buena ración de calcio, al igual que también lo proporcionan vegetales como la col, las legumbres o la soja; este último es uno de los alimentos más aconsejados para tratar este trastorno alimenticio.

Otros alimentos con lactosa

Pese a que la mayoría de alimentos que presentan lactosa provienen de la leche y sus derivados, es obligatorio leer la etiqueta informativa de otros alimentos que típicamente pueden contener este componente dañino para los intolerantes. Algunos ejemplos son productos de bollería, sopas y purés, cereales varios, embutidos y precocinados, entre otros.

Por supuesto, conviene evitar cualquier tipo de leche de origen animal que no sea baja en lactosa, tanto si es entera, semidesnatada o desnatada, como si se presenta en polvo o condensada.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Alimentos alternativos para la intolerancia a la lactosa, te sugerimos que visites nuestra sección Nutrición y Alimentación.

Esta nota te fue útil?
5 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social