Cómo ahorrar recursos al usar el horno

Tips para aprovechar mejor el calor del horno

El horno y los quemadores son, quizás, el sector más utilizado en las cocinas de nuestros hogares. Los usamos a diario, en la preparación de platillos deliciosos para toda la familia. Y, con ello, aceptamos un gasto continuo de gas o de electricidad en su funcionamiento. Pero hay un simple truco que te permitirá minimizar el gasto del horno, mejorando su capacidad de cocción y aprovechando mejor el calor interno.

Analiza el cierre del horno para ahorrar recursos

Hemos hablado mucho sobre cómo el buen cierre de una nevera es lo que permite su óptimo funcionamiento. De igual modo, el buen cierre de la puerta del horno asegura un sitio estanco aislado del clima externo. Por eso, el primer paso para optimizar el funcionamiento de nuestro horno será asegurarnos de que tenga un buen hermetismo.

En la parte interna inferior o posterior del horno veremos que hay aperturas, que permiten la ventilación del sector de calor. Esto es en particular importante en los hornos a gas, pues para que las llamas ardan bien necesitan de oxígeno. Sin embargo, esta apertura debe ser minúscula: si notas huecos muy grandes, puedes achicarlos colocando papel de aluminio, sin cerrarlos del todo.

Comprueba el buen cierre de la puerta, abriéndola y cerrándola sin hacer presión. Haz la misma prueba que haces con la nevera: coloca una hoja de papel en el lateral, y cierra el horno. Si con la puerta cerrada puedes mover el papel, entonces no tiene un buen cierre. Arréglala comprobando el sistema de bisagras, ajustando donde fuera necesario.

Reemplaza el vidrio de la puerta del horno por un vidrio doble. Esto puede ser algo costoso, pero ahorrarás una fortuna en muy poco tiempo, con cocciones más rápidas y llevando al horno a menor temperatura, pues se aprovechará mejor el calor interno.

Uso del papel de aluminio para mejorar la cocción

El papel de aluminio es un gran aliado en lo que respecta a acelerar la cocción, requiriendo de menos tiempo de horneado. Sin embargo, esto se aplica sólo a la cobertura de las fuentes dentro del horno.

Hay quienes cubren las parrillas (los niveles) y hasta los contornos con papel de aluminio, pero esto es un error: ello previene la buena circulación del aire por la capacidad interna, prolongando el tiempo necesario de la cocción. Además, si cubres las parrillas evitas que el calor ascienda, dejando sólo un nivel con buena cocción.

Descubriendo las parrillas podrás cocinar dos y hasta tres platillos simultáneamente, aprovechando toda la capacidad del horno. En cambio, cuando colocas tus platillos en una fuente para hornos y la cubres con papel aluminio, como si fuera una tapa, minimizas el tiempo. Asegúrate de dejar una buena capa de aire entre los alimentos y el papel de aluminio, pues es lo que calentará rápidamente y ayudará a una buena cocción.

Así, evitarás el malgasto de los recursos, acelerarás tus cocciones, y minimizarás el gasto económico en el funcionamiento constante del horno.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Algunos métodos para optimizar el uso del horno y ahorrar recursos, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social