Algunas nociones sobre la maternidad pasados los 35 años

Pasados los 35 años la maternidad se vuelve un tema de constantes preocupaciones. Derribemos algunos mitos y conozcamos más detalles en estos casos.

Ser mamá luego de los 35

La maternidad luego de los 35 años

En este mundo acelerado, parece que el tiempo pasara más rápido. Contrariamente, la vida ha tomado períodos algo más largos. La adolescencia se ha extendido hasta lo que antes conocíamos como juventud, los jóvenes lo son hasta la tercera y cuarta década, y la tercera edad llega en lo que antaño era la máxima esperanza de vida.

Algunas nociones sobre la maternidad pasados los 35 años
La maternidad es una experiencia que toda mujer se debe a sí misma, siempre que fuera posible y conveniente

Es que las nuevas tecnologías y cuidados de la salud han hecho que el ser humano viva por más tiempo, mientras que la economía nos impulsa a seguir carreras con mayor dedicación, padre y madre a la vez. Y todo esto trae una consecuencia cada vez más habitual en nuestros tiempos: la maternidad pasados los 35 años.

En la época de nuestras madres y abuelas era habitual contraer matrimonio apenas comenzada la tercera década de vida, entre los 23 y los 26 años, generalmente. Ya que la economía permitía una mejor calidad de vida con sólo un ingreso, también era habitual que las mujeres pudieran dedicarse al hogar o a trabajos de medio tiempo, buscando iniciar su maternidad cuanto antes. Hoy todo eso ha cambiado, y las damas buscamos abrirnos en el mercado laboral desde nuestros jóvenes 20 años. Casi llegando a los temidos 40 ya tenemos una cierta estabilidad, y podemos dedicarnos a ese otro aspecto de nuestra vida: la maternidad.

Maternidad con preocupaciones

Aunque el cuerpo haya cambiado, y se haya adaptado a este nuevo ritmo de vida, lo cierto es que cada año hay más velitas sobre el pastel de cumpleaños. El organismo, aunque fuerte y resistente, ya no es tan joven como lo fue hace 10 o 15 años, mucho mejor preparado para la maternidad, al menos en lo corporal (si no en lo intelectual y emocional, cosa que sólo llega con los años).

En mujeres de 35 años aparecen ciertas condiciones médicas asociadas con el estilo de vida. Se puede evidenciar los primeros signos de hipertensión, hay mayor propensión a las várices, dolencias, problemas circulatorios y algunos más. Si quieres ser mamá pasados los 35, es conveniente que comiences hoy mismo a atender a tu cuerpo haciendo ejercicios, alimentándote saludablemente y mejorando tu condición general de salud, para que tu embarazo sea libre de preocupaciones.

Maternidad a los 35 años y los problemas en el bebé

Hace ya muchos años que ha quedado ampliamente demostrado que la edad de la madre en la concepción y gestación no tiene relación alguna con las deformaciones, problemas congénitos o anomalías cromosómicas como el Síndrome de Down en los niños. En cambio, la ciencia sí ha demostrado la conexión de estos y algunos otros problemas de salud con la alimentación de la mamá. Por eso, asegúrate de consultar con tu médico y con tu especialista en nutrición para cumplir con todos los requisitos nutricionales, incluyendo la ingesta natural y también suplementaria de ácidos grasos esenciales Omega-3 y de ácido fólico, entre otros.

"La edad de la madre en la concepción y gestación no tiene relación alguna con las deformaciones, problemas congénitos o anomalías."

"No temas ser mamá luego de los 35, pero sí actúa con responsabilidad, consultando a los especialistas para que tu bebé crezca sano y fuerte."

La maternidad es una experiencia que toda mujer se debe a sí misma, siempre que fuera posible y conveniente. No temas ser mamá luego de los 35, pero sí actúa con responsabilidad, consultando a los especialistas y cuidando de ti, para que tu bebé crezca sano y fuerte.