Trucos para el ahorro doméstico

Eficiencia energética en casa

Ser energéticamente eficientes implica modificar los elementos y conductas en el hogar con el fin de ahorrar energía eléctrica, entre ellos reemplazar las luminarias por lamparillas de bajo consumo, y adquirir electrodomésticos de consumo reducido. Pero si bien estas parecieran ser las únicas opciones, aquí te mostraremos que hay muchas más.

Cambio de hábitos para ahorrar

Utiliza los electros solo cuando sean indispensables, enciende las luces sólo cuando ya es de noche, y apágalas al salir de la habitación. No dejes los artefactos en pausa: mejor apágalos por completo. Además, puedes reemplazar actividades comunes que implican consumo energético por otras sin gastos. Por ejemplo:

- En lugar de un radio reloj de alimentación eléctrica, regresa al reloj a cuerda para tu despertar.

- En lugar de la batidora, utiliza un batidor de alambre manual.

- En lugar de calentar agua con el hervidor, caliéntala en los quemadores de la cocina.

- En lugar de aspirar a diario, barre alfombras y tapizados con cepillos de cerdas sintéticas.

- En lugar de utilizar la secadora de cabellos, envuelve tu pelo en una toalla durante algunos minutos, y luego déjalo secar al aire.

Todas estas actividades representan un pequeño ahorro que, en combinación y en poco tiempo, harán un gran cambio en tu factura de electricidad.

Climatización del hogar

Quienes salen de sus viviendas de madrugada y regresan por la noche no tienen demasiadas opciones, pero si estás mucho tiempo en casa puedes hacer que el clima funcione a tu favor.

Comienza el día abriendo las ventanas, para ventilar y renovar el aire. Aprovecha las primeras horas de la mañana para limpiar el hogar: esto hará un menor cambio de clima en el interior de la vivienda y, al mismo tiempo, te ayudará a comenzar tu día con más energías.

Al llegar el atardecer, cierra persianas y cortinas para minimizar el cambio de temperaturas. Regula el termostato de tu sistema de climatización, manteniendo una temperatura de unos 23°C a 25°C en invierno. En verano, bastará con mantener el hogar ventilado a lo largo del día, para minimizar la necesidad del uso de aires acondicionados y ventiladores.

La decoración también ayuda a ahorrar

Más allá de un aspecto visualmente atractivo, la decoración puede ayudarte a ahorrar. Los tapices y cuadros colaboran aislando las paredes, minimizando el intercambio de temperaturas entre el interior y el exterior. También los estilos y colores permiten crear un clima más fresco o más abrigado, dependiendo si se trata de colores fríos o cálidos.

Esto logrará un hogar mucho más confortable e invitante, al tiempo que te permitirá aportar tu personalidad al ambiente y tener de ello mayor satisfacción.

Aprovecha estos y otros consejos, para obtener el máximo ahorro en todas tus actividades.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Algunas ideas para cambiar hábitos y reducir gastos de consumo, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social