Cómo ahorrar tinta en el uso de la impresora

Ahorrar tinta con la impresora

La tinta de impresión hogareña y de oficina ha demostrado ser uno de los líquidos más costosos del planeta, por lo que el ahorro en su consumo resulta indispensable en oficinas laborales, y también en el hogar.

Consejos para ahorrar tinta en el uso de la impresora

No imprimir innecesariamente. El primer truco para ahorrar tinta en el uso de la impresora es casi evidente, y se trata de evitar la impresión de todo el material que no sea indispensable. A veces no notamos la gran cantidad de páginas que imprimimos sin uso definido. Evitar hacer impresiones innecesarias, además de evitar un gasto en la tinta de impresión, también nos ahorrará hojas en blanco, y el consumo energético de la impresora.

Imprimir en borrador. El segundo consejo para ahorrar tinta es quizás el más utilizado; escoger el tipo de impresión en borrador cuando fuera posible. Al imprimir un archivo, definimos el tipo de impresión mediante la ventana de diálogo. Definimos, entonces, el papel más adecuado, y el estilo de impresión de borrador, lo que hará un gran ahorro de tinta de impresión. También restringiremos el uso de colores, o bien procuraremos hacer impresiones en "tonos de gris" cuando fuera posible. Recordemos que la tinta de colores es más costosa, y evitar su uso innecesario será muy positivo para la economía de tintas.

Seleccionar contenidos. Cuando vayamos a imprimir directamente desde Internet (correos, información de un sitio web, y otros), en lugar de enviar a imprimir toda la página (si es que no necesitamos los datos), directamente seleccionaremos con el puntero del mouse el texto o los contenidos deseados. Luego, damos clic derecho, y presionamos sobre "imprimir". En la ventana de impresión, elegimos "imprimir lo seleccionado" o la opción "selección", para imprimir solo lo que marcamos. Así evitaremos los encabezados, banners y otros elementos del diseño.

Tintas alternativas. Otro consejo para ahorrar en el uso de la impresora es cambiar la tinta por otras alternativas. El uso de cartuchos rellenados y de cartuchos de tinta de marcas alternativas resulta un gran ahorro. Sin embargo, procura alternar el uso de cartuchos alternativos con originales (por ejemplo, usa uno a dos de tinta alternativa y luego uno de tinta original), ya que las tintas alternativas no son de muy buena calidad, y a la larga podrían crear obstrucciones en los capilares de la impresora, provocando defectos en la impresión y en el artefacto.

Tipografía. Por último, hablaremos de un truco para ahorrar tinta que no muchos conocen. Se trata de una tipografía o fuente llamada "EcoFont", formada por agujeritos que no se ven, y por tanto, emplea menos tinta para su impresión.

Podemos descargarla desde este enlace, para luego instalarla en nuestra computadora. Lo ideal será seleccionarla como fuente por defecto para los programas de uso frecuente, tales como Word y Excel, o incluso en nuestro correo electrónico.

 

Si deseas leer más artículos similares a Cómo ahorrar tinta en el uso de la impresora, te sugerimos que visites nuestra sección Economía y Ahorro.

Esta nota te fue útil?
8 valoraciones.
El 88% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social